Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, en una rueda de prensa durante la reunión con sus homólogos de los países del G20 celebrada los pasados 16 y 17 de febrero en Bonn (Alemania)

(afp_tickers)

Los ministros de finanzas de los países del G20 se reúnen a partir del viernes en Baden Baden (Alemania) para buscar un nuevo modelo de gobernanza mundial tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y para intentar que EEUU no renuncie al multilateralismo.

Desde su llegada, Trump ha roto tabúes en temas como la migración, la guerra de divisas o las políticas económicas, pero queda por ver hasta dónde está dispuesto a llegar.

"Esta reunión será sin duda una de las más importantes de los últimos años", asegura el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Más moderado, el Ministerio de Finanzas alemán reconoció que "las políticas estadounidense tendrán un papel" en la cumbre aunque "no hay razones para ser pesimistas" sobre la relación con EEUU. Sin embargo una fuente europea se pregunta: "¿EEUU continúa creyendo en el G20?"

Se trata de la primera vez que Steven Mnuchin, el secretario del Tesoro de Trump, participa en una cumbre de este grupo que reúne a las 19 principales economías mundiales (industrializadas y emergentes) más la Unión Europea.

"Estamos en una fase un poco especial, la dirección estadounidense es muy difícil de descifrar, hay un desfase entre las posiciones de principio del presidente y lo que pasa a nivel ministerial", explica otra fuente cercana a los preparativos de la cumbre.

La reunión de los ministros de Finanzas más los gobernadores de los bancos centrales será clave para preparar la cumbre de los jefes de Estado y de gobierno del G20, prevista en julio en Hamburgo.

Según la investigadora Britanney Warren, del G20 Research Group de la universidad de Toronto, "ninguna de las 20 prioridades del discurso inaugural [de Donald Trump] se ajusta totalmente" a los compromisos tomados en la anterior cumbre del G20, celebrada en Hangzhou (China) el año pasado.

- Limar asperezas -

Por ello la declaración final del encuentro de este fin de semana será clave para ver hacia donde se orienta el grupo. Según un borrador al que tuvo acceso Bloomberg News esta vez ya no se hablará de "rechazar" o "resistir" al proteccionismo, como en los últimos años, para limar asperezas con la administración Trump.

Aunque, según dijo a la AFP Ivan Tselichtchev, profesor de economía de la Universidad de Gestión Niigata, en Japón, "eso daría a la administración Trump manos libres para atacar lo que considera un 'comercio desequilibrado'".

Por su parte, el gobernador del Banco Central Europeo, Mario Draghi, recordó el jueves que hay que mantener los compromisos del G20, "un pilar de la estabilidad que acompaña al crecimiento económico en los últimos 20 años".

Un responsable estadounidense asegura que su país está "apegado a un comercio abierto y equitativo, es decir un sistema en el que nuestras empresas y nuestros trabajadores se beneficien de igualdad en el trato" mientras la directora del FMI Christine Lagarde ha advertido contra "medidas que podrían afectar gravemente el comercio, la migración, el flujo de capitales y compartir tecnologías".

El comisario europeo Moscovici pide por su parte que se tomen medidas en "fiscalizad justa y transparente" y para garantizar un "comercio justo y equitativo".

Steven Mnuchin, que fue banquero de Goldman Sachs, asegura que quiere llegar a un compromiso entre lo que quieren sus socios del G20 y lo que defenderá Donald Trump en la cumbre de Hamburgo en julio.

"Es un desafío pero como el presidente Trump no tiene una posición definitiva en muchos temas, a parte del comercio y de abolir la ley Dodd-Frank [medidas de regulación financiera], hay una posibilidad razonable de llegar a un consenso", explica John Kirton, codirector del G20 Research Group.

Alemania, que preside este año el G20, quiere que también se trate en la cumbre la situación de África, con una proyecto para "mejorar las condiciones de inversión privada en África, la última gran región del mundo que todavía no se ha integrado a la economía mundial".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP