Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas se manifiestan con motivo de la reunión de ministros del G20 este sábado 18 de marzo en Baden-Baden, al sur de Alemania, con una pancarta que reza 'Capitalismo... Hay una salida'

(afp_tickers)

Los ministros de Finanzas de los países del G20 tratan este sábado de impedir que EEUU haga retroceder la doctrina mundial sobre libre comercio y lucha contra el cambio climático.

La declaración final de los ministros de las mayores economías del mundo y de las grandes naciones emergentes se divulgará este sábado por la tarde, al término de esta primera reunión de importancia para la nueva Administración del presidente Donald Trump.

Hay dos temas sensibles: la doctrina de libre comercio del G20, ya que Trump no es nada hostil al proteccionismo -palabra detestada en el G20-, y la lucha contra el cambio climático, con un presidente estadounidense que ha multiplicado posiciones afines a los escépticos sobre el papel del hombre en el calentamiento global.

Cada palabra de este comunicado es negociada y sopesada, y el sábado por la tarde cualquier modificación en el vocabulario liberal y procomercio del G20 será considerada como producto de un "efecto Donald Trump".

"El proyecto de comunicado está terminado, salvo la frase sobre el comercio (...), en la que se ve que hay sobre el tema del respeto a las reglas en el comercio internacional una divergencia de fondo entre Estados Unidos y los demás países defensores del multilateralismo", dijo a la AFP este sábado una fuente cercana a las negociaciones.

La fórmula que se usará no ha sido aún decidida. "A lo mejor no se dice nada, o quizá una frase que resuma los puntos de acuerdo. Ya veremos", dijo esta fuente.

- Discordia -

En los demás temas recurrentes en el G20, hay consenso, como la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo, así como la lucha contra la optimización fiscal, según varias fuentes.

Una fuente europea admitió que la delegación norteamericana tiene "voluntad de negociar" y de no darle la espalda al G20. Los debates no son hostiles sino moderados, según varias fuentes.

Otro punto de discordia es la lucha contra el cambio climático, tema mencionado el año pasado cuando China era presidente del G20.

EEUU no quiere que haya referencias al acuerdo de París de 2015. El jueves, la Aadministración de Trump presentó un proyecto de presupuesto federal en el que se reducen los fondos dedicados a la lucha contra el cambio climático.

En Baden-Baden, "no habrá nada en el comunicado. Ello refleja el desacuerdo. EEUU dice sobre este tema que la posición no ha sido aún decidida en Washington, y que necesita tiempo" resumió la fuente.

Los temas objeto de discordia podrían ser dejados de lado en esta reunión, para la cumbre de jefes de Estado y de gobierno del G20 de julio en Hamburgo. Alemania, que preside este año el G20, quiere evitar cualquier enfrentamiento que sea demasiado obvio.

Pero la brecha entre las posiciones estadounidenses y sus socios parece evidente. Prueba de ello fue el frío encuentro el viernes en Washington entre Donald Trump y la canciller alemana Angela Merkel, aunque el presidente estadounidense negara que fuera "aislacionista".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP