Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un globo con las siglas de la Unión Europea, enganchado a la estatua de Winston Churchill en la Plaza del Parlamento de Londres el 2 de julio de 2016, durante una marcha en contra del Brexit

(afp_tickers)

El Gobierno británico respondió este sábado a más de cuatro millones de ciudadanos que firmaron una petición para solicitar un segundo referéndum tras el del 23 de junio, indicándoles que no habría segunda votación.

Cada firmante de la petición recibió un correo electrónico que suscribe el Ministerio de Exteriores en el que se dice que "el gobierno responde a la petición que han firmado".

Esta petición pedía "al gobierno aplicar una regla según la cual si un voto en favor del mantenimiento o de la salida (de la UE) está basado en menos del 60% de los votantes con un índice de participación inferior al 75%, entonces debe convocarse otro referéndum".

La respuesta del Gobierno asegura: "Como dijo claramente el primer ministro en su declaración ante la cámara de los Comunes el 27 de junio, el referéndum fue el ejercicio democrático más importante de la historia británica con más de 33 millones de personas que se pronunciaron".

"El primer ministro y el gobierno han dicho claramente que se trataba de una votación única para una generación y (...) que la decisión debía ser respetada. Ahora debemos preparar el proceso de salida de la UE y el gobierno está determinado a garantizar el mejor resultado posible para el pueblo en estas negociaciones", concluye el mensaje.

El 23 de junio, 17,4 millones de británicos votaron a favor de una salida de Reino Unido de la Unión Europea (51,9%), contra 16,1 millones que votaron por permanecer en la UE. La participación fue del 72,2%.

El voto provocó la dimisión del primer ministro, David Cameron, cuyo sucesor será designado el 9 de septiembre por miembros del partido conservador entre la secretaria de Estado, Andrea Leadsom, y la ministra del Interior, Theresa May.

La nueva primera ministra británica tendrá la responsabilidad de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que determina el procedimiento a seguir en caso de abandono de la UE y da un plazo de dos años para que se termine el proceso.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP