Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El expresidente estadounidense Barack Obama, durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, en Washington, el 6 de noviembre de 2016

(afp_tickers)

El Departamento de Estado estadounidense revisaba este miércoles la decisión de último minuto adoptada por el Gobierno del expresidente Barack Obama de conceder 220 millones de dólares en ayuda para la reconstrucción de la Franja de Gaza.

Justo antes de dejar la Secretaría de Estado, el 20 de enero, John Kerry dio la "instrucción" a la agencia estadounidense para el desarrollo, la USAID, de "entregar 220,3 millones de dólares para programas de reconstrucción en Gaza", dijo el portavoz saliente del Departamento de Estado, Mark Toner.

"El Departamento de Estado está revisando los gastos aprobados en el último momento por la administración anterior y hará ajustes, si es necesario, para garantizar que están en línea con las prioridades de la administración Trump-Pence", anunció el portavoz, que sigue encargado del puesto durante la transición al nuevo gabinete.

Aunque Estados Unidos es un aliado cercano de Israel, también es uno de los principales donantes de ayuda para la recuperación de los palestinos tras los recientes conflictos en la Franja.

En sus últimas semanas en funciones, Kerry se mostró crítico con la construcción de asentamientos por parte de Israel en Cisjordania, y advirtió de que suponía una amenaza a los esfuerzos para negociar una paz basada en dos Estados.

Por el contrario, Donald Trump se había mostrado, incluso antes de llegar al poder, mucho más cercano al Gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y ya eligió a un embajador que en el pasado ha respaldado los asentamientos.

El administración de Netanyahu anunció esta semana la construcción de 2.500 nuevas viviendas para colonos en la Cisjordania ocupada. El nuevo portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, rechazó el martes comentar sobre el proyecto, el más importante en este sentido desde hace varios años.

AFP