El conglomerado chino Fosun compró la marca Thomas Cook por once millones de libras ($14,2 millones de dólares), semanas después de la quiebra de la conocida compañía de viajes.

Según un acuerdo de compra anunciado el viernes por la noche en un comunicado, Fosun tendrá la propiedad de la marca Thomas Cook, así como la de las macas subsidiarias Casa Cook y Cook's Club.

La compra permitirá desarrollar "el robusto crecimiento del turismo chino al extranjero", dijo Qian Jiannong, presidente de la división de viajes de Fosun.

La quiebra de Thomas Cook en septiembre dejó a 22.000 personas sin trabajo y llevó al gobierno británico a repatriar a unos 140.000 turistas.

La compañía tenía 178 años de antigüedad y se declaró en quiebra en septiembre, tras intentar sin éxito reunir 250 millones de dólares de inversores privados.

Fosun, que cotiza en la bolsa de Hong Kong, era el mayor accionista de Thomas Cook.

El conglomerado, también propietario de la cadena de residencias turísticas Club Med, con sede en Francia, había apoyado el acuerdo de última hora para intentar salvar a la compañía.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes