Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un combatiente de la coalición liderada por EEUU dispara durante el avance de su bando en Raqa, bastión del grupo EI en Siria, el 21 de junio de 2017

(afp_tickers)

Fuerzas antiyihadistas apoyadas por EEUU intentaban progresar este viernes en la ciudad siria de Raqa, controlada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que dificulta el avance utilizando morteros y coches bomba, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) -una alianza de combatientes kurdos y árabes- ingresaron en la ciudad vieja de Raqa esta semana. Los bombardeos de la coalición liderada por Washington permitieron abrir dos brechas en la muralla que rodea el casco antiguo.

Sin embargo, las FDS y una unidad de combatientes árabes llamada Fuerza de Élite Siria avanzaron poco en el casco histórico, indicó el OSDH.

En su contraofensiva, los yihadistas del grupo "Estado Islámico utilizan coches bomba, morteros y francotiradores dentro de la ciudad vieja", señaló Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Las FDS intentan expulsar a los yihadistas de Raqa. Necesitaron siete meses para avanzar y rodear la ciudad, donde ingresaron el 6 de junio. En su avance tomaron varias regiones alrededor de esta ciudad del norte de Siria. El OSDH estima que actualmente un 30% de Raqa fue arrebatado a los yihadistas.

Mohamad Jaled Shaker, un portavoz de la Fuerza de Élite Siria, dijo a la AFP que no ha habido avances notables este viernes. "Hay algunos enfrentamientos, pero no llegamos aún al centro de la ciudad", dijo a la AFP.

Esta fuerza, formada a principios de 2016, cuenta con varios centenares de combatientes originarios de las tribus árabes de Raqa y de Deir Ezzor. Se unieron a la ofensiva contra el grupo EI en diciembre de 2016 y combaten junto a las FDS en Raqa.

Los yihadistas del grupo EI tomaron Raqa a principios de 2014 y la autoproclamaron como la capital de su "califato". La ciudad es tristemente célebre por las atrocidades que allí cometió la organización extremista.

La coalición liderada por EEUU estima en unos 2.500 los combatientes yihadistas aún en Raqa.

Esta alianza que respalda a los combatientes kurdo-árabes proporciona cobertura aérea, armas y equipamiento. Además, en el terreno, son asesoradas por fuerzas especiales.

El OSDH informó el jueves que la coalición entregó a través de Irak a las FDS un importante cargamento compuesto de armas, munición y vehículos blindados de combate.

AFP