Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sumner Redstone llega al preestreno de la película de Paramount Pictures Star Trek: en la oscuridad en el teatro Dolby el 14 de mayo de 2013 en Hollywood, California

(afp_tickers)

Sumner Redstone es uno de los mayores magnates de los medios estadounidenses, pero a sus 92 años no tiene un sucesor definido para conducir el imperio Viacom y CBS en el mundo digital.

Redstone preside los consejos de administración de ambos grupos, que son dueños de pesos pesados del cine y la TV como Disney, Time Warner o 21st Century Fox. A través de su sociedad National Amusements tiene el 80% de las acciones de Viacom y CBS. Su fortuna, evaluada por la revista Forbes, es de 5.600 millones de dólares.

A diferencia de otro titán de los medios como Rupert Murdoch, que se prepara a dar el relevo de Fox a sus hijos, Redstone ha sido difuso. Mencionó en los últimos años como potenciales sucesores a su hija Shari o a Philippe Daumen, director general de Viacom, pero no llegó a dar pasos concretos. "Yo no voy a morir. ¿Por qué entonces debería considerar la sucesión?" dijo a comienzos de 2014 a Hollywood Reporter. "Confío en mucha gente, pero en quien más confío es en mí mismo", añadió.

- ¿Mala salud? -

Desde los picos históricos alcanzados hace un año, las acciones de la CBS han perdido el 25% de su valor y las de Viacom más del 40%. Ambos grupos sufren la competencia de los servicios de vídeo en línea como Netflix. Viacom, con sus estrellas como Nickelodeon y MTV, batalla por conquistar al público joven, particularmente reacio a la TV tradicional, y acaba de presentar decepcionantes resultados trimestrales.

La ausencia de Redstone en un momento tan complejo ha sido notoria en las últimas asambleas generales del imperio que encabeza. No participa en las teleconferencias trimestrales con analistas y hace dos meses que no sale de su residencia en Beverly Hills. Esa ausencia alimenta especulaciones sobre su salud.

Nacido en Boston el 27 de mayo de 1923 como Sumner Murray Rothstein, en 1940 cambió su apellido de origen judío por el de Redstone. Desde hace varios años posee una apariencia frágil. Pese a que habitualmente se vanagloria de su vitalidad y su hábito de practicar deporte a diario, padece las secuelas de las graves quemaduras sufridas en el incendio de un hotel en 1979 y que lo tuvieron al borde la muerte.

En su biografía publicada en 2001, contó que que sobrevivió al colgarse de la ventana de un piso 30 pese a que las llamas le devoraban manos y brazos. Ese hecho suele ser tomado como un ejemplo de su determinación.

- "El contenido es el rey" -

Hubo una época en la que Redstone gestionaba salas de cine. Pero en 1954 ingresó en una sociedad creada por su padre, a la que rebautizó National Amusements, y emprendió su transformación convirtiéndola en una de las mayores empresas del sector en Estados Unidos, que impulsó las multisalas de cine.

Fue en tareas de producción cinematográfica donde se ganó más tarde un nombre en Hollywood, que en 2012 lo recompensó con una estrella en su célebre Paseo de la Fama. Su lema "el contenido es el rey" se convirtió en un axioma para todos los medios y generó inversiones en los estudios de Hollywood en los años 70, pero especialmente dio impulso a agresivas adquisiciones que terminaron formando su actual imperio.

Tras la adquisición en 1987 de Viacom, dueña de MTV, utilizó la fuerza de su grupo en 1994 para comprar los estudios Paramount, objeto del deseo de célebres multimillonarios como Barry Diller y John Malone. Después compró el distribuidor de vídeos Blockbuster, uno de los pocos errores que admitió cometer.

En 2000, Viacom devoró a CBS. Pero ambas volvieron a ser independientes en 2006 y muchos especulan sobre la venta de una u otra cuando muera Redstone.

AFP