Navigation

El líder norcoreano se distancia del plan para disparar misiles cerca de Guam

Kim Jong-Un recibe explicaciones durante su visita al Comando de Fuerzas Estratégicas del Ejército de Corea del Norte, situado en un lugar no revelado, una imagen tomada el 14 de agosto y divulgada este martes 15 de agosto por la agencia oficial KCNA afp_tickers
Este contenido fue publicado el 14 agosto 2017 - 22:34
(AFP)

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, se distanció este martes del plan para lanzar misiles cerca de la isla de Guam, una base aérea y naval estadounidense, pero advirtió de que "es necesario que EEUU tome la opción correcta".

Algunos analistas sugirieron que las declaraciones de Kim abren una vía para atenuar la creciente crisis que se cernía por los belicosos intercambios verbales que tuvo con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Kim "examinó el plan durante un largo tiempo" y "discutió" el tema con las autoridades militares durante una inspección al Comando de Fuerzas Estratégicas, que está a cargo del programa de misiles, indicó la agencia oficial KCNA.

Las autoridades militares de Corea del Norte advirtieron de que a mediados de agosto podrían exponer a Kim un plan para atacar Guam.

La pequeña isla de Guam, en el océano Pacífico, alberga dos grandes bases militares y más de 6.000 soldados. Ubicada a 3.500 km de Corea del Norte, alberga a 162.000 personas y está equipada con un escudo antimisiles THAAD.

El líder norcoreano dijo que, antes de dar ninguna orden, "va ha seguir observando un poco más la ridícula y estúpida conducta de los 'Yankees". Pero advirtió de que, si EEUU "persiste en sus acciones insensatas en la península de Corea", entonces Pyongyang va a actuar.

"Para apaciguar las tensiones y evitar un peligroso conflicto militar en la península de Corea, primero es necesario que EEUU tome la opción correcta y que lo muestre mediante acciones", dijo.

Kim añadió que EEUU ya "ha incurrido en provocaciones tras haber introducido un inmenso equipamiento militar en los alrededores de la península".

Para Adam Mount, un experto del Center for American Progress en Washington, "ésta es una invitación directa para hablar de las reservas recíprocas con respecto a los ejercicios y los lanzamientos de misiles".

John Delury, profesor en la Universidad Yonsei de Seúl, afirmó que Kim está "desescalando, colocando el plan de Guam en el congelador", al menos por ahora.

- Máxima tensión -

La tensión está en niveles máximos desde que Pyongyang efectuó el mes pasado dos lanzamientos de misiles intercontinentales. Donald Trump advirtió de que su país responderá con "fuego e ira" a eventuales amenazas norcoreanas.

La encendida retórica ha provocado alarma en todo el mundo y líderes como el presidente chino Xi Jinping han lanzado mensajes para pedir calma a ambas partes.

El lunes, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-Inm, también se pronunció y pidió calma, afirmando que nunca más debe haber otra guerra en la península.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, lanzó un llamamiento a la comunidad internacional para utilizar "medios pacíficos y no militares" para poner fin a la crisis con Corea del Norte. En tanto, pidió a Pyongyang que se abstenga de "cualquier nuevo acto de provocación, que no haría sino aumentar las presiones".

El lunes, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, había advertido de que el Pentágono podría detectar "muy rápidamente" el objetivo de misiles norcoreanos. "Si disparan contra EEUU, podríamos tener una guerra muy rápidamente", afirmó Mattis a la prensa, agregando que Washington intentaría abatir cualquier objeto amenazador que se aproxime a Guam.

El jefe del Pentágono rehusó, sin embargo, precisar si se destruiría un misil que solamente pase cerca Guam, sin amenazar directamente a la isla. "Voy a mantener la ambigüedad al respecto, no puedo decir cómo reaccionaríamos ante cada caso", explicó.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.