Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos miembros del Ejército Nacional Libio, leal al mariscal Jalifa Haftar, en Bengasi, el 5 de julio de 2017, tras la "liberación" de esta ciudad en el norte de Libia

(afp_tickers)

El mariscal Jalifa Haftar, que controla el este de Libia, anunció la "liberación total" de Bengasi tras haber derrotado a los yihadistas en tres años de combates encarnizados.

"Después de una lucha continua contra el terrorismo y sus agentes, que duró más de tres años (...), anunciamos la liberación de Bengasi del terrorismo. Una liberación total...", declaró el mariscal Haftar en un discurso por televisión.

Libia está inmersa en el caos desde la caída del exdictador Muamar Gadafi, en 2011.

En 2014, el mariscal lanzó la operación "Dignidad" para recuperar la ciudad de Bengasi, bastión de la revolución libia de 2011 que cayó en manos de los yihadistas.

Entre los grupos armados activos en la ciudad figura el Consejo de la Shura de los Revolucionarios de Bengasi, una coalición de milicias islamistas integrada entre otros por presuntos miembros de la organización Estado Islámico (EI) y de Ansar Asharia, un grupo próximo a Al Qaida que anunció su disolución a finales de mayo.

En su discurso, el mariscal Haftar rindió homenaje a "las caravanas de mártires" muertos en combates contra los yihadistas y añadió que Bengasi entraba hoy "en una nueva era de paz, seguridad, reconciliación (...) y de reconstrucción".

Horas antes, el Ejército Nacional Libio (ENL), autoproclamado por Haftar, había anunciado la toma de los últimos barrios de Bengasi, la segunda ciudad del país, a 1.000 kilómetros al este de Trípoli.

El jeque Al Mabruk, habitante del barrio de Al Sabri, reconoce no obstante haberlo "pagado caro", tras haber perdido a un hijo en los combates junto a las fuerzas de Haftar.

Como él, miles de habitantes salieron a las calles para celebrar la "victoria".

Cientos de vehículos desfilaron en medio de un concierto ensordecedor de bocinas, con música de fondo y provocando unos enormes embotellamientos, bajo un cielo iluminado por fuegos artificiales.

- Interlocutor indispensable -

Dos autoridades se disputan el poder en Libia: el Gobierno de Unión Nacional, con sede en Trípoli y reconocido por la comunidad internacional, y un ejecutivo no reconocido y radicado en el este del país, al que está vinculado Haftar.

Este mariscal ocupó cargos importantes bajo el régimen de Gadafi y vivió en Estados Unidos.

Sus rivales, en particular las milicias de Misrata (oeste), le acusan de querer instaurar un régimen militar en Libia.

Sus enemigos ponen en entredicho sus capacidades militares. El ENL ha sufrido muchas bajas y tiene dificultades para acabar con los yihadistas en el este.

El mariscal ha contado con el apoyo del vecino Egipto y de los Emiratos Árabes Unidos y, desde comienzos de 2017, con el de Rusia.

El acuerdo político interlibio concluido en 2015 no prevé cargo alguno para el mariscal, pero es un interlocutor indispensable, sobre todo tras haberse apoderado de cuatro terminales petroleras en el este, de donde se exporta la mayor parte del petróleo libio.

El ENL no ha comunicado recientemente un balance de víctimas.

El último saldo del que se dispone da cuenta de 48 militares muertos en combates en junio, según fuentes médicas en Bengasi.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP