Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La imagen del presidente norcoreano, Kim Jong-Un, difundida en una pantalla gigante en Tokio, el 4 de julio de 2017

(afp_tickers)

El misil intercontinental probado el 4 de julio por Corea del Norte, capaz de transportar una bomba nuclear pesada, fue un "regalo" a los "bastardos estadounidenses" por el Día de la Independencia, dijo este miércoles el líder norcoreano Kim Jong-Un citado por la agencia KCNA.

Tras supervisar el lanzamiento personalmente --agrega la agencia oficial-- Kim "dijo que los bastardos estadounidenses no van a estar muy contentos con ese regalo enviado por el aniversario del 4 de Julio".

Riéndose a carcajadas, el presidente norcoreano agregó que "deberíamos enviarles regalos de vez en cuando para ayudarlos a salir de su aburrimiento".

El misil balístico intercontinental desarrollado por Corea del Norte es capaz de transportar "una cabeza nuclear grande y pesada", aseguró KCNA.

El cohete, lanzado el martes en un momento decisivo para las ambiciones nucleares de Pyongyang era capaz de alcanzar Alaska, según expertos independientes.

La agencia oficial KCNA citó a Kim Jong-Un al asegurar que la confrontación con Estados Unidos ha entrado en la "etapa final".

Agregó que el líder norcoreano, tras inspeccionar el misil Hwasong-14 antes de su lanzamiento "expresó su satisfacción, diciendo que lucía tan guapo como un chico apuesto y que estaba bien hecho".

AFP