Navigation

El nuevo presidente de Kirguistán asume el cargo

Sooronbai Jeenbekov canta el himno nacional durante la ceremonia de su toma de posesión, este viernes 24 de noviembre en Biskek afp_tickers
Este contenido fue publicado el 24 noviembre 2017 - 09:22
(AFP)

El nuevo presidente de Kirguistán, Sooronbai Jeenbekov, elegido el mes pasado, asumió este viernes su cargo en una ceremonia en la que por primera vez se efectúa un traspaso de poder pacífico entre dos presidentes electos en esta república de Asia central.

Sooronbai Jeenbekov, de 59 años, cercano al presidente saliente, Almazbek Atambayev, juró el cargo comprometiéndose a proteger la "unidad del país", de seis millones de habitantes, mayoritariamente musulmanes. En la capital, Biskek, resonaron cañonazos para celebrar el acontecimiento.

El país ha sufrido varios episodios de violencia y dos revoluciones en 25 años de independencia. Bajo la presidencia de Atambayev -que no tenía derecho a representarse-, Kirguistán se ha acercado políticamente a Rusia, aunque ha buscado apoyo económico del lado de China, algo vital para su desarrollo

No ha habido violencia durante le mandato de Atambayev, pero sí se adoptaron medidas represivas que generaron tensiones. Pese a ello, la vida política kirguisa contrasta con la de sus vecinos de Asia central, donde son norma los presidentes vitalicios y autoritarios.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo