Un tribunal condenó este lunes al principal opositor ruso, Alexéi Navalni, a su organización anticorrupción y a un tercero a pagar un monto de 88 millones de rublos (unos 1,2 millones de euros) por daños y perjuicios a una compañía controlada por un empresario cercano al Kremlin.

Navalni, su organización, Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK), y uno de sus aliados, Liubov Sobol, fueron condenados por "difamación" como consecuencia de una denuncia presentada por una empresa de 'catering' escolar, que había sido criticada en febrero pasado por la calidad de sus productos en una investigación realizada por el FBK.

Éste afirmó tras la investigación, citando a un exempleado de la empresa Moskovsky Shkolnik, que ésta era controlada por el empresario Evggueni Prigojin, alguien del entorno del presidente ruso Vladimir Putin.

"Envenenaban a los niños en escuelas y guarderías", acusó Navalni en un mensaje colgado este lunes en su cuenta en la red Facebook. "Fueron confirmados casos de disentería con pruebas documentadas. Pero somos nosotros los que tenemos que pagar", destacó indignado ante la decisión del tribunal.

Según la portavoz de Navalni, Kira Iarmish, Sobol y el FBK deben también pagar aproximadamente 29 millones de rublos (unos 400.000 euros) cada uno a la empresa Moskovsky Shkolnik.

Además, el FBK tendrá que publicar un desmentido sobre la información difundida en cuanto a la investigación a esta empresa.

Navalni apelará la decisión, según Iarmish.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes