AFP internacional

El líder opositor venezolano Henrique Capriles sostiene la Constitución durante una conferencia de prensa, el 7 de abril de 2017 en Caracas

(afp_tickers)

Henrique Capriles, una de las figuras emblemáticas de la oposición de Venezuela, fue inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 15 años, lo que le impediría ser nuevamente candidato a la presidencia en 2018.

"Aquí el único que está inhabilitado en este país es (el mandatario) Nicolás Maduro. Métanse su inhabilitación por donde no les da el sol", desafió Capriles tras divulgar el fallo de la Contraloría, entidad que fiscaliza a los funcionarios.

"Si la dictadura chilla, es señal de que estamos cabalgando, que estamos avanzando", añadió el gobernador del estado Miranda (norte) en una declaración ante seguidores y los principales jefes de la oposición.

El dictamen señala que el contralor, Manuel Galindo, "le impuso la sanción de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por un período de quince años, contado a partir de la fecha de ejecución" de la medida.

La prohibición responde a "irregularidades administrativas" durante la gestión de Capriles entre 2011 y 2013 como gobernador de Miranda, cargo al que llegó en 2008.

El dirigente, que perdió las elecciones de 2013 ante Maduro por estrecho margen, anunció que apelará la decisión.

"El gobierno no quiere elecciones y además no quiere elecciones libres", sostuvo.

- "En campaña" -

Antes de su intervención, dijo que la sanción se enmarca en un "autogolpe" del gobierno, de lo que a su juicio forman parte recientes sentencias con las cuales el máximo tribunal se adjudicó temporalmente los poderes del Parlamento, de mayoría opositora, y retiró la inmunidad a los diputados.

Capriles, un abogado de 44 años, ha tenido un papel protagónico en las protestas opositoras de esta semana contra el gobierno originadas por esos fallos, anulados parcialmente tras el fuerte rechazo internacional.

El jueves llamó a desviar una marcha hacia el centro de Caracas, bastión del chavismo, donde se concentran los poderes públicos.

La movilización fue frenada por militares, desatándose enfrentamientos que dejaron una veintena de heridos y 30 detenidos. Un joven manifestante murió más tarde de un balazo propinado supuestamente por un policía.

Capriles, considerado el líder del ala moderada de la oposición, también lideró sin éxito en 2016 un proceso para revocar el mandato de Maduro, elegido hasta 2019.

El político, que también perdió las presidenciales de 2012 frente a Hugo Chávez, ya fue anunciado como precandidato de su partido Primero Justicia para las primarias en que será elegido el postulante de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para los comicios de 2018.

"Para nadie es un secreto mi aspiración de dirigir a este país, pero más allá de una aspiración, se trata de qué es lo que quiere el pueblo. Nosotros tenemos que cambiar a este país, esto ya es intolerable. Aquí hay gente muriéndose de hambre", afirmó.

"Hoy me declaro en campaña, no como candidato sino como persona, para recorrer todos los pueblos del país", agregó.

- "Capriles es historia" -

El dirigente aseguró que la inhabilitación causó malestar incluso en un sector de la Fuerza Armada.

"Les he dicho que Maduro lo que tiene es miedo a que yo sea su nuevo comandante en jefe, pero no se preocupen, más temprano que tarde habrá un nuevo comandante en jefe", prometió.

El mandatario dijo este viernes que el país debe centrarse en su recuperación económica --está asfixiado por una inflación que este año podría llegar a 1.660% según el FMI-- y no en "Capriloca" (forma despectiva de referirse a Capriles) ni en la Organización de Estados Americanos (OEA), que hace unos días declaró que Venezuela atraviesa "una grave alteración institucional".

Varios dirigentes opositores salieron en apoyo a Capriles.

"La dictadura quiere elegir su oposición. Nos vamos a dejar? Pues no. Mañana [por sábado] seguimos!", dijo el vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara.

La oposición ya había convocado una manifestación para este sábado -la cuarta desde hace una semana- y que según Capriles suma un nuevo motivo con su inhabilitación.

La medida puede ser apelada ante la propia Contraloría en los siguientes 15 días o ante el máximo tribunal en un lapso de seis meses. La oposición acusa a ambas instituciones de servir a Maduro.

Si la sanción se confirma en última instancia, Capriles deberá dejar su cargo.

AFP

 AFP internacional