Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Personas esperan para ingresar al Museo del Louvre de París, el 4 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El padre del sospechoso de haber atacado el viernes con dos machetes a un grupo de militares en el museo del Louvre, en París, aseguró este sábado que su hijo es inocente y que no presentaba signos de radicalización.

Reda El Hamahmy, un general de policía retirado, dijo a la AFP que cree que el hombre herido en París es su hijo, Abdallah el Hamahmy, del que la familia no sabía nada desde el viernes.

Según él, hasta entonces habían estado continuamente en contacto con su hijo, que trabajaba como responsable de ventas en Sharjah, uno de los siete Emiratos Árabes Unidos.

"Se fue de viaje de trabajo y cuando terminó visitó el museo. Tenía que marcharse el domingo", dijo Hamahmy.

"Es una persona sencilla, todos le queremos", aseguró, explicando que no había detectado ningún signo de que su hijo se hubiera radicalizado.

Los investigadores franceses creen que el autor del ataque en la galería comercial adyacente al museo es un egipcio de 29 años que entró en el país con un visado de turista. El hombre resultó herido en el vientre por el disparo de uno de los soldados y está en manos de las autoridades.

"Lo que dice el gobierno francés no tiene lógica. Sólo mide 1,65 m ¿y atacó a cuatro guardias? Y, además, no encontraron nada en sus bolsas", dijo su padre.

"Le puedo enseñar fotos en las que no lleva barba (...) Nuestro hogar es un hogar moderado y sólo nos ocupamos de nuestras cosas", asegura.

Hamahmy también explico que la policía egipcia vino el viernes a pedir información sobre su hijo "y les dimos todo lo que teníamos". Según su padre, Abdallah el Hamahmy está casado y su mujer, embarazada, está actualmente en Arabia Saudí con otro hijo de siete meses.

Se cree que el agresor entró en Francia legalmente el 26 de enero en un vuelo procedente de Dubái.

- Cuenta en Twitter -

Los investigadores están ahora analizando una cuenta en Twitter a nombre de Abdallah el Hamahmy en el que se publicaron varios mensajes poco antes del ataque.

"En el nombre de Alá (...) para nuestros hermanos en Siria y los combatientes en todo el mundo", escribió Hamahmy. "Ni negociaciones ni compromiso, firmeza y nunca retirarse", añade el mensaje.

Sus cuentas en Facebook y en Twitter han sido suspendidas.

También en Twitter cita un versículo del Corán que promete el cielo a los que luchan en nombre de Dios.

En otro mensaje se pregunta: "¿Por qué tienen miedo a la creación de un Estado para el islam? Porque el Estado del islam defiende sus recursos y el honor de los musulmanes".

Abdallah el Hamahmy también anunció su viaje a Francia en Twitter el 26 de enero.

Según uno de sus amigos, que no quiso identificarse, la cuenta de Twitter es la suya, aunque asegura que no es un extremista.

"Lo conozco desde que se graduó", dijo de Hamahmy, que viajó a Emiratos Árabes Unidos tras haber obtenido un diploma de Derecho en la universidad egipcia de Mansura.

"No me había fijado en su cuenta de Twitter pero la leí tras el incidente", dijo el amigo, "es como si fuera una persona distinta, como si le hubieran pirateado" la cuenta.

AFP