Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Jeroen Dijsselbloem, durante una reunión del Eurogrupo el pasado 20 de marzo en Bruselas

(afp_tickers)

El presidente del Parlamento Europeo y representantes de los principales grupos políticos representados en el mismo condenaron con firmeza este lunes la actitud del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que anunció que no participaría en un debate sobre Grecia en el hemiciclo.

Tras la polémica que desató al dar a entender a finales de marzo que los países del sur de Europa se gastaban su dinero en "schnaps" (un tipo de alcohol) y "mujeres", el holandés provocó la ira del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y de los eurodiputados al indicar que no participaría en un debate previsto este martes en Estrasburgo (este de Francia) sobre el programa de ajuste económico de Grecia.

"Aunque legalmente no se exige que [Dijsselbloem] asista a nuestros trabajos, esperamos de una persona que pide a los ciudadanos europeos que hagan enormes sacrificios se sienta obligada a responder a sus representantes", declaró el italiano Tajani durante la apertura de la sesión plenaria del Parlamento Europeo, considerando que se trataba de una "mera cuestión de cortesía".

Tajani apuntó que enviaría "una carta oficial para protestar ante el presidente del Eurogrupo, diciéndole que el Parlamento Europeo, por unanimidad, no acepta su actitud, procedente de una persona con un papel tan importante".

Preguntado por la AFP sobre estas nuevas críticas, el portavoz de Dijsselbloem se limitó a responder que este último "había escrito una carta al Parlamento Europeo el pasado jueves" en la que explicaba que su ausencia en el debate del martes se debía a "razones de agenda".

El presidente del Partido Popular Europeo (PPE, conservador), el alemán Manfred Weber, también solicitó la dimisión de Dijsselbloem, así como la presidenta del grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE, izquierda radical), mientras que el presidente del grupo socialista, Gianni Pittella, subrayó que el ministro de Finanzas holandés no tenía "la talla y la actitud necesarias para ser presidente del Eurogrupo" y reclamó su dimisión.

Para Philippe Lamberts, copresidente del grupo de los Verdes, esta actitud "forma parte de comportamientos que están en el origen de la insurrección de un número de ciudadanos cada vez mayor contra las instituciones democráticas".

Tras el revuelo causado por las declaraciones sobre los países de la Europa del sur, Dijsselbloem descartó dimitir y pidió disculpas por "si alguien se sintió ofendido por las declaraciones", al tiempo que responsabilizó de este "malentendido" a su manera "directa" de hablar, herencia de la "estricta cultura calvinista holandesa".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP