Navigation

El Pentágono y Corea del Sur revisan pautas para el tamaño de los misiles

Foto divulgada por el Ministerio de Defensa surcoreano, de disparos de misiles estadounidenses en el mar del Japón, el 29 de julio de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 agosto 2017 - 19:50
(AFP)

El Pentágono está trabajando con Corea del Sur para revisar las directrices que rigen el tamaño de las ojivas que Seúl puede desplegar, dijo un funcionario el lunes, preparando el escenario para que el Sur aumente el poder de sus misiles.

Las directrices actuales limitan las capacidades destructivas de los misiles surcoreanos, pero el portavoz del Pentágono, capitán de la Armada Jeff Davis, informó que estas restricciones podrían ser cambiadas.

"Es un tema bajo consideración activa aquí y les diría que estamos muy inclinados a hacer algo que fomente las capacidades defensivas de Corea del Sur", dijo Davis a periodistas.

"Tenemos la capacidad de adaptarnos y siempre nos adaptamos a la amenaza a medida que cambia", agregó.

El anuncio se produce un día después de que el presidente Donald Trump y su contraparte surcoreana, Moon Jae-In, hablaron por teléfono y concordaron que Corea del Norte "representa una amenaza directa, grave y creciente", según un comunicado de la Casa Blanca.

El mes pasado Corea del Norte llevó a cabo dos pruebas de misiles balísticos intercontinentales, tras las cuales Kim Jong-Un se jactó de que ahora podría atacar cualquier parte de los Estados Unidos.

El Pentágono no proporcionó información adicional sobre los límites para las ojivas establecidos en las regulaciones actuales.

Un funcionario dijo que las revisiones de las directrices estaban siendo coordinadas conjuntamente con el Departamento de Estado.

El fin de semana el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad nuevas sanciones contra Corea del Norte, las cuales podrían costarle a Pyongyang mil millones de dólares al año.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.