Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una plataforma petrolera luego del azote del huracán Harvey en Port Aransas, EEUU, el 27 de agosto de 2017

(afp_tickers)

El petróleo bajó el lunes en Nueva York debido a que la tormenta Harvey puede afectar a las refinerías de Texas y Luisiana y con ello la demanda de crudo de Estados Unidos.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en octubre bajó 1,30 dólares y quedó en 46,57 en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, ee barril de Brent del mar del Norte también para entrega en octubre, perdió 52 centavos a 51,89 dólares.

La costa de Texas, en donde se sitúan numerosas infraestructuras petroleras y gasíferas, está siendo castigada desde el viernes por el huracán mas poderoso que ha tocado a ese estado desde 1961.

El sábado se degradó a tormenta tropical pero sus lluvias diluvianas no cesan y se espera que Harvey siga desplazándose lentamente hacia el este en los próximos cinco días rumbo a Luisiana

La tempestad redujo en 2 millones de barriles por día la capacidad de refinación en esa región, pero como consecuencia de las inundaciones, se reduce la demanda de crudo, dijo John Kilduff d'Again Capital.

"La información sobre la amplitud de los daños causados a las infraestructuras petroleras y gasíferas sigue siendo limitada", dijeron analistas del banco Goldman Sachs. "Los problemas son mayores en la refinación que en la producción", explicaron.

Estimaron que al día domingo el 16,5% de la capacidad total de refinación de Estados Unidos estaba siendo afectada.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP