Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Estación de servicio en Nueva Delhi el 29 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Los precios del petróleo bajaron netamente el martes al término de una operativa muy vacilante en la primera semana del año, cuando el temor al riesgo primó ante dudas sobre la puesta en práctica de los acuerdos entre países productores para reducir la oferta de crudo.

Los precios del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en febrero perdieron 1,39 dolares a 52,33 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en marzo retrocedió 1,35 dólares a 55,47 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

"Los precios del petróleo comenzaron la jornada -y el mes y el año...- avanzando como locos", escribió Matt Smith, de ClipperData. "Después dieron marcha atrás", cayendo al rojo al promediar la sesión del martes.

"Nadie sabe qué desencadenó esta ola de ventas, pero el petróleo no fue el único activo afectado", reconoció Fawad Razaqzada, de Forex.com. "Es como si alguien hubiera apretado el botón 'off' sobre las inversiones más riesgosas: todos los mercados bursátiles retrocedieron y el oro, valor refugio, ganó terreno".

La Opep había sostenido los precios a fines del año pasado, permitiendo registrar netas alzas anuales, al anunciar dos acuerdos para reducir la producción, uno entre sus miembros y otro con los países productores que no integran el cartel, como Rusia, que entraron en vigor el 1º de enero.

"Están emergiendo muchas dudas sobre los niveles de producción de miembros y no miembros de la Opep", reportó John Kilduff, de Again Capital.

"Se escucha que Libia está acelerando su producción", aunque este miembro del cartel está exento de quotas a causa de la guerra civil que enfrenta "y que Rusia llevó la suya a un nivel sin precedentes el mes pasado", señaló.

AFP