Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas, en el aeropuerto de Manila el 24 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, respondió este viernes a una invitación de la Casa Blanca de su homólogo, Donald Trump, que no irá a Estados Unidos, un país que considera "nulo".

"En ningún momento durante mi mandato, o incluso después, viajaré a Estados Unidos", declaró el mandatario filipino a los periodistas.

"Ya vi Estados Unidos y es nulo. Cometen numerosas violaciones de los derechos humanos", agregó.

Las relaciones entre Manila y Washington se degradaron desde la llegada al poder de Duterte hace un año, que dice ser "socialista" y reorientó su diplomacia hacia China y Rusia.

Trump había invitado en abril a Duterte, que no confirmó su visita dando cuenta de problemas de agenda.

Pero su respuesta de este viernes se produce al día siguiente de que una comisión de derechos humanos del Congreso estadounidense celebrara una audición sobre la guerra que libra el presidente filipino a los narcotraficantes.

El representante demócrata, James McGovern, afirmó que Duterte jamás debería haber sido invitado a Washington.

Filipinas, ex colonia estadounidense (1898-1946), tiene relaciones culturales y económicas fuertes con Estados Unidos. Los dos países están unidos por un tratado de defensa mutua y las fuerzas estadounidenses asisten desde hace años a los filipinos en tareas de seguridad en el archipiélago.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP