Navigation

El presidente del HSBC avisa de una fuga de capitales si Escocia se independiza

Una mujer habla por el móvil frente a una oficina del banco HSBC, el pasado 8 de julio en Hong Kong afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 agosto 2014 - 13:44
(AFP)

El presidente del banco HSBC, el escocés Douglas Flint, avisó este viernes de que el triunfo del 'sí' en el referéndum de independencia de Escocia podría traducirse en una fuga de capitales.

En un artículo que publicó a "título personal" en el diario británico The Daily Telegraph, Flint estima que cualquier opción que elija el gobierno escocés para su nueva moneda al día siguiente de votar a favor de su independencia "sería compleja y llena de peligros".

"En el peor de los casos, la incertidumbre sobre las disposiciones monetarias de Escocia podrían propiciar una fuga de capitales del país, dejando su sistema fiscal en un estado peligroso", escribió Flint, que se describe en el artículo como "un escocés en el exilio".

Los independentistas, liderados por el jefe de gobierno regional Alex Salmond, quieren seguir usando la libra si ganan el referéndum del 19 de setiembre y tener un papel en la institución responsable de la política monetaria, el Banco de Inglaterra, al estilo de la eurozona.

Pero los tres principales partidos británicos -conservadores, laboristas y liberales- se han comprometido a impedirlo en las negociaciones que seguirían a la victoria del "sí" en el referéndum.

Ante este panorama, los independentistas han descartado crear una nueva divisa o sumarse al euro, por lo que la opción más plausible sería usar la libra esterlina como Ecuador o Panamá usan el dólar, una posibilidad que ya ha sido bautizada como "esterlinización".

En resumen, dice Flint, la independencia abre un periodo de incertidumbre que no compensa las actuales ventajas de pertenecer al Reino Unido.

"Aquellos que sugieren renunciar a las ventajas del statu quo están proponiendo dar un gran paso hacia la incertidumbre económica: sabemos a que renunciamos pero el resultado es impredecible".

"Incluso si creemos que la nueva situación sería mejor que el estado de cosas que la precedió, tiene que ser suficientemente mejor para compensar los costes e incertidumbres de la transición".

Flint es el último de una serie de grandes empresarios escoceses en alertar de los riesgos de la independencia, después de los de Royal Bank of Scotland, las petroleras BP y Shell y el de Diageo, que distribuye una de las más famosas marcas de whisky escocés, Johnny Walker.

A menos de un mes del referéndum, los sondeos apuntan a una victoria clara de los partidarios de seguir en el Reino Unido.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.