AFP internacional

Joseph Muscat sonríe durante una cumbre de la UE el pasado 25 de marzo en Roma, con motivo del 60 aniversario de su fundación

(afp_tickers)

Malta votaba este sábado en unas elecciones anticipadas que deciden el futuro del primer ministro, Joseph Muscat, cuyo balance oscila entre los buenos resultados económicos y un escándalo de corrupción.

Los colegios electorales abrieron a las 07h00 locales (las 5h GMT) en este pequeño archipiélago en medio del mar Mediterráneo, cuya población es de 430.000 habitantes.

Las mesas de votación cerrarán a las 22h locales (20h GMT). Se espera una participación superior al 90%, como en los comicios anteriores, y los resultados se conocerán hacia el mediodía del domingo.

Los últimos sondeos ubicaban a Muscat en primer lugar, pero, con entre un 20 y un 30% de votos indecisos, los analistas no excluyen una victoria de la oposición.

La campaña estuvo marcada por las revelaciones de una evasión fiscal a gran escala, contenidas en los Papeles de Panamá, los millares de documentos comprometedores que emanaban del gabinete de abogados panameño Mossack Fonseca. Malta ha sido acusada de ser un paraíso fiscal para algunas empresas europeas.

La mujer del primer ministro saliente, Michelle Muscat, fue acusada de tener una cuenta en Panamá para cobrar sobornos recibidos de Azerbayán a cambio de la autorización otorgada a un banco de este país de Asia central de instalarse en Malta.

"La mayor mentira de la historia política de Malta", reaccionó Muscat, que prometió dimitir si se confirmaran los hechos, tras una investigación que él mismo pidió.

Joseph Muscat, un experiodista de 43 años, llegó al poder en 2013 con un programa de centroizquierda, poniendo fin a 15 años de gobierno del partido conservador. Entre sus logros, figuran la adopción de las uniones entre homosexuales y una economía en pleno 'boom'.

- Un crecimiento del 4,6% -

El crecimiento de Malta será este año de 4,6%, el triple del promedio en la zona euro, a la que se sumó la isla mediterránea en 2008. Goza de superávit presupuestario y la deuda está bajo el nivel del 60% del PIB, tal como estipulan los tratados europeos.

Malta asume actualmente la presidencia rotatoria de la Unión Europea. El liderazgo de Muscat es apreciado por sus socios de la UE.

Gracias a este balance, Muscat asegura a los 430.000 malteses que "los mejores días están por venir", y promete financiar además un gran programa de infraestructuras viarias por unos 700 millones de euros.

El turismo, que representa un 25% de la riqueza del país y genera el 30% del empleo, también está en plena expansión, con un número récord de visitantes.

Las revelaciones de los Papeles de Panamá le han dado un cierto impulso a la campaña del candidato de la oposición, Simon Busuttil, un antiguo universitario.

Pero el ciudadano maltés parece poco preocupado por las acusaciones contra el primer ministro saliente, pues reina un cierto clientelismo político en el país, además del poco crédito acordado a la prensa local.

"¿Qué me importa lo que hagan? lo importante es que todo el mundo trabaje", opina Andrew, chofer de taxi de día y barman por la noche, y añade que votaría por Joseph Muscat.

El vencedor de estas elecciones legislativas, cuyos resultados se conocerán el domingo, es objeto de especial interés de parte de las instituciones internacionales pues el sistema financiero maltés está acusado de servir de refugio a fiscal a empresas rusas, libias, e incluso europeas.

AFP

 AFP internacional