Navigation

El Santo Sepulcro de Jerusalén abrirá el domingo tras dos meses cerrado

Un peregrino cristiano ataviado como Jesucristo se detiene ante la puerta cerrada de la iglesia del Santo Sepulcro, el 10 de abril de 2020 (Viernes Santo) en la Ciudad Vieja de Jerusalén afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 mayo 2020 - 12:55
(AFP)

Tras dos meses cerrada por la pandemia del coronavirus, la basílica del Santo Sepulcro volverá a abrir sus puertas el domingo, anunciaron este sábado los responsables cristianos del lugar de culto de Jerusalén.

"Por razones de seguridad y para evitar el riesgo de una nueva propagación de COVID-19, el número [de visitantes] se limitará de entrada a 50 personas y la basílica será únicamente accesible a los que no tienen fiebre o síntomas de infección y llevan las mascarillas adecuadas", indicaron en su web las autoridades religiosas que gestionan el acceso a este lugar santo del cristianismo.

"También será necesario mantener la distancia mínima de dos metros entre cada persona y evitar cualquier acto de devoción que podría incluir un contacto físico como tocar o besar las piedras, los iconos, los vestidos y el personal de la basílica", añadieron.

La iglesia del Santo Sepulcro cerró el 25 de marzo, poco antes de las fiestas de Pascua, en el marco de las medidas sin precedente para frenar la epidemia de coronavirus en Israel y en los territorios palestinos.

Oficialmente la epidemia dejó en Israel más de 160.000 personas contaminadas, incluyendo 279 muertos.

En la Cisjordania ocupada, las autoridades palestinas registraron oficialmente 368 enfermos y dos fallecidos.

Según la tradición cristiana, el Santo Sepulcro es el lugar donde Jesús fue crucificado y sepultado.

El lugar se encuentra en Jerusalén-Este, en la Ciudad Vieja, ocupada y anexada por Israel. Cada año, la iglesia recibe la visita de millones de personas.

Tras el freno de la propagación del virus, las autoridades de Israel levantaron parte de las medidas de confinamiento para intentar reactivar la economía.

Los lugares de culto fueron autorizados a abrir de nuevo el miércoles pero con un acceso limitado a 50 personas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.