Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Activistas se manifiestan con pancartas en una protesta contra el acuerdo militar con EEUU, frente al Tribunal Supremo de Manila, el 12 de enero de 2016

(afp_tickers)

El Tribunal Supremo filipino ratificó este martes un acuerdo de defensa firmado con EEUU, que permitirá un incremento de la presencia militar norteamericana en el país, en un contexto de crecientes tensiones en el mar de China Meridional.

Los Gobiernos de Washington y Manila suscribieron dicho pacto en 2014 por un periodo de 10 años, pero varios grupos opuestos a una mayor presencia militar estadounidense en el archipiélago bloquearon su aplicación por la vía judicial.

El acuerdo prevé una mayor presencia de soldados y buques de guerra estadounidenses en Filipinas, a cambio de ayuda para construir instalaciones militares. El Ejército de EEUU no tendrá, sin embargo, una presencia permanente en el país asiático.

Un portavoz del Tribunal Supremo, Theodore Te, explicó que la corte aprobó el documento con diez votos a favor y cuatro en contra, y consideró que el Gobierno del presidente Benigno Aquino no necesitará el visto bueno del Congreso para aplicar este acuerdo.

Aquino quería reforzar la ayuda militar de Washington sobre todo para afrontar las reivindicaciones territoriales de Pekín en el mar de China Meridional. El acuerdo también es importante para el presidente estadounidense Barack Obama, que quiere convertir la región Asia-Pacífico en el "eje" de su política extranjera.

Filipinas, que fue colonia estadounidense entre 1898 y 1946, albergó hasta 1992 dos de las mayores bases militares desplegadas por EEUU en el extranjero. Manila y Washington ya firmaron en 1951 un tratado de defensa mutua, y un acuerdo sobre la presencia de tropas estadounidense en el archipiélago en 1998.

Pekín mantiene una disputa con varios de sus vecinos (Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunei y Taiwán) por el mar de China Meridional. China dice tener soberanía sobre casi todo ese mar, incluso en áreas muy cercanas a las costas de sus vecinos, y construyó islas artificiales en el archipiélago de las Spratleys, todavía en disputa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP