Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un campo de trigo en Godewaersvelde, Francia, el 4 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El trigo, y en menor medida el maíz, bajaron el lunes en la bolsa de Chicago debido a una oferta abundante mientras que la soja permaneció casi estable.

"No hubo una verdadera perturbación de la oferta en ningún lugar del mundo", dijo Frank Cholly de RJO Futures.

En cuanto al trigo, en Estados Unidos se espera un buen rendimiento y Australia tiene mucho para vender, dijo Jack Scoville de la firma Price Futures.

De momento el mercado no presta mucha atención a inquietudes climáticas concernientes el trigo estadounidense de invierno.

La semana pasada un informe del departamento de Agricultura de Estados Unidas reforzó la perspectiva de abundancia mundial de trigo al revisar levemente al alza su estimación de inventarios.

Ese informe también le dio un tono negativo al maíz porque también se revisaron al alza las previsiones de la producción sudamericana.

Además tanto el maíz como la soja fueron lastrados por la baja de casi 9% que sufrió el petróleo la semana pasada en Nueva York. El maíz y la soja son utilizado para fabricar biocombustibles y en consecuencias son sensibles a las variaciones de precios de la energía.

La soja tuvo a favor que la demanda se mantiene desde hace meses muy dinámica y eso permitió que su precio no tuviera mayores variaciones este lunes.

El bushel de maíz (unos 25 kilos) para mayo bajó a 3,6100 dólares contra 3,6425 del viernes.

El bushel de trigo para entrega en mayo bajó a 4,3050 dólares desde 4,4050 dólares previos.

El bushel de soja para mayo terminó a 10,0600 dólares contra 10,0650 del viernes .

AFP