AFP internacional

Jared Kushner, el 15 de marzo de 2017 en Ypsilanti (Michigan, EEUU)

(afp_tickers)

Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, llegó este lunes a Irak acompañado de un alto mando militar de su país para reunirse con líderes iraquíes y revisar el estado de la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La visita coincide con la ofensiva lanzada por las fuerzas iraquíes el 19 de febrero para arrebatar al EI la parte oeste de Mosul, último gran bastión en Irak de los yihadistas.

Están apoyadas por la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington, que bombardea regularmente posiciones del grupo ultrarradical, y que ha sido criticada recientemente por haber causado bajas civiles en el oeste de Mosul.

Kushner acudió a Irak en compañía de Joe Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses, quien pidió al yerno de Trump y a Tom Bossert, asesor de seguridad interna de la Casa Blanca, que viajaran con él, según explicó a la AFP el capitán de la Marina Greg Hicks por correo electrónico.

"El general Dunford invitó al señor Kushner y al señor Bossert a reunirse con líderes iraquíes, con asesores estadounidenses de alto rango, y a visitar las fuerzas de Estados Unidos en el terreno para recibir una actualización del estatus de la campaña contra ISIS en Irak y Siria", dijo Hicks, utilizando el acrónimo del grupo Estado Islámico (EI).

"Kushner está viajando en nombre del presidente para expresar el apoyo y el compromiso del mandatario al Gobierno de Irak y al personal estadounidense que actualmente participa en la campaña, así como para recibir información y una actualización" de la situación, dijo el vocero.

Dunford y Kushner se reunirían con el ministro de Defensa iraquí, Irfan al Hiyali, declaró por su parte el portavoz de este ministerio, el coronel Laith Al Nuaimi. "Llegaron a Bagdad y se reunirán con el ministro de Defensa", declaró a la AFP. La oficina del primer ministro iraquí, Haider al Abadi, y el Ministerio de Exteriores declinaron comentar la visita.

Es el primer viaje a Irak de Kushner quien, al igual que su suegro, carece de experiencia en puestos de gobierno, pero su figura ha crecido de manera estratosférica para convertirse en uno de los hombres más poderosos de Washington, con una amplia cartera de responsabilidades.

Kushner, de 36 años y muy apreciado por Trump por su discreción y lealtad, es un alto asesor en la Casa Blanca y ejerce una importante influencia en asuntos de política doméstica y exterior.

En Mosul, los combates en la parte oeste provocaron el desplazamiento de más de 200.000 personas desde mediados de febrero, mientras que el número de yihadistas en la ciudad se ha reducido considerablemente, pasando de 2.000 a menos de un millar, según un portavoz militar de la coalición internacional.

AFP

 AFP internacional