Navigation

En sus 150 años, el canal de Suez no cesó su crecimiento

Imagen de archivo que data de 1869 muestra la construcción del canal de Suez, en Egipto afp_tickers
Este contenido fue publicado el 11 noviembre 2019 - 10:35
(AFP)

El Canal de Suez no ha cesado de expandirse y modernizarse desde su inauguración en 1869, y acompañó la evolución del comercio marítimo al punto de que ahora recibe navíos gigantes de hasta 240.000 toneladas.

En 1869 el canal que une el Golfo de Suez y el Mediterráneo estaba lejos de su tamaño actual.

Con una longitud de 164 km, alcanzó una profundidad de 8 metros para permitir el paso de embarcaciones de hasta 5.000 toneladas y 22 pies de calado (6,7 metros), que constituía en ese momento la mayor parte de la flota mundial, según datos de la compañía administradora del canal.

Durante su primer siglo de existencia sus dimensiones evolucionan poco, aunque una reforma en 1887 permitió la navegación nocturna.

En los años cincuenta, el canal, bajo la presión de los grandes armadores, se expandió, profundizó y alargó gradualmente.

En el momento de su nacionalización por el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser en 1956, el canal tenía 175 km, 14 metros de profundidad y podía recibir barcos de hasta 30.000 toneladas y 35 pies de calado (10,7 metros).

Paralelamente a la evolución de la flota mundial, las dimensiones del canal seguirían aumentando hasta alcanzar, en 2015 193,30 km de longitud y 24 metros de profundidad.

El canal ahora es utilizado por navíos de hasta 240.000 toneladas y 66 pies de calado (20,1 metros). Cada día un promedio de cincuenta barcos atraviesan el canal contra tres en 1869.

Una nueva ampliación del canal, inaugurada en 2015, deberá duplicará el tráfico a cien barcos por día para 2023.

Al expandirse, el Canal de Suez, por donde pasa gran parte del petróleo transportado por mar, enfrenta la competencia del tránsito por Cabo de Buena Esperanza, en el sur de África.

Porque aún si el canal reduce drásticamente las distancias (la ruta entre los puertos del Golfo y Londres se reduce a la mitad), cuando los precios del petróleo caen puede ser más rentable recorrer una gran distancia alrededor de África, en lugar de que pagar un derecho sustancial de uso del canal.

De acuerdo con expertos, esta ruta de envío concentra alrededor del 10% del comercio marítimo internacional.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.