Navigation

Erdogan recibe a la niña siria cuyos tuits describían el infierno en Alepo

El presidente turco, Recep Tayip Erdogan, junto a Bana al Abed, una niña siria de siete años recién llegada a Ankara, famosa por retratar los bombardeos en Alepo, el 21 de diciembre en el complejo presidencial afp_tickers
Este contenido fue publicado el 21 diciembre 2016 - 15:18
(AFP)

La niña siria Bana Al Abed, convertida en una celebridad por sus tuits en los que describía el infierno cotidiano que se vivía en Alepo (norte de Siria), fue recibida este miércoles junto a su familia por el presidente turco, Recep Tayip Erdogan.

"Nuestra niña de Alepo, Bana Al Abed, y su familia nos dieron la alegría de visitarnos en el palacio presidencial", declaró Erdogan en su cuenta en Twitter, compartiendo fotos en las que aparecía con la niña sentada sobre sus rodillas.

"Turquía siempre estará junto a sus hermanos sirios", agregó en la red social que hizo célebre a Bana, de siete años de edad, evacuada de Alepo la semana pasada gracias a un acuerdo de alto el fuego.

La tregua fue negociada por Ankara y Moscú, cuyo embajador en Turquía fue asesinado el lunes por un policía turco que afirmó que actuaba para vengar a Alepo, a punto de ser retomada por completo por el gobierno sirio con el apoyo ruso.

Desde septiembre, Bana Al Abed (@AlabedBana) tuiteaba junto a su madre pasajes de la vida en el este de Alepo, sitiado y bombardeado por la aviación del régimen. Su cuenta es seguida por más de 352.000 personas.

"Muy contentos de encontrarnos con el señor Erdogan", tuiteó la niña este miércoles.

En un vídeo publicado en el sitio en internet de la presidencia turca, se ve a la niña avanzar con seguridad para abrazar a Erdogan y su esposa, seguida por sus padres visiblemente más intimidados por la situación.

Turquía acoge a unos 2,7 millones de refugiados sirios, pero ha manifestado que prefiere en lo sucesivo asistir a los desplazados del otro lado de sus fronteras con Siria.

Ankara apoya a los rebeldes que intentan derrocar al presidente sirio, Bashar al Asad, en un conflicto que ya ha provocado más de 310.000 muertos y millones de civiles desplazados desde marzo de 2011.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.