Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un refugiado reza en el puerto de El Pireo, en Grecia, donde permanece temporalmente junto a cientos más, el 26 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Eslovenia, Croacia y Serbia fijaron cuotas de ingreso diarias de migrantes a sus territorios, lo que amenaza con dejar bloqueados en Grecia a miles de refugiados y agravar las divisiones entre los países europeos.

Esos países balcánicos acordaron limitar a 580 por día el número de migrantes autorizados a transitar por sus respectivos territorios.

La medida se produce en respuesta a una decisión similar de Viena que la semana pasada limitó a 80 el número de demandantes de asilo y a 3.200 el de personas que pueden cruzar su territorio por día.

Estas disposiciones han generado fuertes tensiones entre Austria y Grecia.

Austria acusa a Grecia, principal puerta de entrada en la UE para los migrantes, de no proteger debidamente sus fronteras y Atenas cree que Viena alienta las restricciones fronterizas en los Estados balcánicos, agravando así el bloqueo de migrantes en territorio heleno.

Estas restricciones han dejado a miles de personas - incluyendo niños - varados en Grecia, en lo que se ha convertido en la peor crisis migratoria del bloque desde la Segunda Guerra Mundial.

Cerca de 120.000 migrantes han llegado a Europa en lo que va del año, según las últimas cifras de la agencia de refugiados de la ONU.

Se suman al millón de migrantes que hicieron este peligroso viaje en 2015, sobre todo cruzando el Mar Egeo de Turquía a Grecia.

La UE advirtió a Austria la semana pasada que limitar las peticiones de asilo que pueden aceptar es "incompatible" con el derecho europeo. Asimismo, en un documento jurídico la Comisión Europea estableció que es ilegal que un país de la UE fije cuotas de entrada de refugiados.

La ONU denunció también que las restricciones fronterizas en los Balcanes violan convención sobre refugiados.

- Europa va hacia un "desastre" -

El Parlamento esloveno aprobó el viernes una ley que endurece las condiciones para los solicitantes de asilo, con el fin de reducir el número de llegadas.

Eslovenia dijo que la cuota de ingresos diarios responde a un acuerdo suscrito la semana pasada en una reunión entre los jefes de policía de Austria, Croacia, Serbia y Macedonia.

Austria, sin embargo, dijo el viernes que no se acordó una cifra específica en la reunión en Zagreb del 18 de febrero.

"Aunque los países se mantienen en estrecho contacto, cada Estado decide sobre sus propias políticas fronterizas", dijo el portavoz del Ministerio austríaco del Interior, Karl-Heinz Grundback, a la AFP.

El Comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, advirtió el viernes que Europa va hacia el "desastre" si no hay consenso en la cumbre sobre migración entre la Unión Europea (UE) y Turquía el próximo 7 de marzo en Bruselas.

"Si no hay convergencia ni una comprensión (mutua entre los países miembros de la UE) el 7 de marzo, vamos hacia el desastre", dijo Avramopoulos en una conferencia en Delfos, en el centro de Grecia, en un contexto de fuertes desacuerdos entre los países de la UE respecto a los migrantes.

"Todo será decidido el 7 de marzo", advirtió.

Ese día, la UE intentará acordar una acción común con Ankara para contener la peor crisis migratoria de la historia de la UE.

"Hace falta una discusión para compartir la responsabilidad entre (los países miembros), una condición para empezar a encontrar una solución al problema", precisó el comisario.

- Migrantes bloqueados -

Estas nuevas restricciones han provocado un bloqueo masivo en la frontera entre Grecia y Macedonia. El viernes, 4.000 migrantes esperaban para cruzar en el puesto fronterizo de Idomeni y unas dos docenas de autobuses repletos de migrantes estaban aparcados no muy lejos de allí.

El gobierno de Atenas se siente cada vez más solo dentro de la UE. "Grecia no aceptará convertirse en el Líbano de Europa", advirtió el ministro Mouzalas, en referencia a este país, donde los refugiados sirios ya representan el 25% de la población.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, viajará del 1 al 3 de marzo a los países de la ruta migratoria de los Balcanes para buscar un "consenso" en la gestión de la crisis que divide Europa.

Por otra parte, el gobierno alemán admitió el viernes ignorar dónde se hallan 130.000 migrantes registrados en 2015, ya que no se habían presentado a los centros de acogida donde fueron destinados.

"Las causas posibles (de estas ausencias) podrían ser un retorno al país de origen, un viaje a otro país o una inmersión en la ilegalidad", explicó el gobierno en respuesta a parlamentarios del partido de izquierda Die Linke.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP