Estados Unidos anunció el jueves el envío de refuerzos militares para proteger los campos petroleros del este de Siria, después de que su retirada de las zonas fronterizas con Turquía facilitara la operación militar de Ankara contra las fuerzas kurdas, que tuvieron que irse de posiciones que controlaban desde hacía años.

"Estados Unidos está decidido a fortalecer sus posiciones, en cooperación con nuestros socios de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), con activos militares", afirmó un mando militar sin precisar la envergadura del dispositivo previsto.

A pesar de la retirada estadounidense del norte, las FDS (la coalición árabe-kurda en la que Washington se ha apoyado en la lucha contra el grupo Estado Islámico), todavía coopera con Estados Unidos en la provincia de Deir Ezzor (este), cerca de la frontera con Irak, donde se encuentran los mayores campos petroleros del país. Unos 200 soldados estadounidenses están allí.

"El objetivo es evitar que estos campos petroleros caigan en manos del Estado Islámico u otros grupos desestabilizadores", agregó el mando militar, que pidió el anonimato.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el miércoles que un "pequeño número de soldados" permanecería en Siria, "en áreas donde hay petróleo". Precisó que el jefe de las FDS, Mazlum Abdi, se lo agradeció.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió el jueves a Estados Unidos que entregue a su país a Mazlum Abdi, alegando que es un "terrorista buscado".

Las fuerzas kurdas sirias abandonaron este jueves posiciones que ocupaban desde hacía años en el norte de Siria a lo largo de la frontera con Turquía, en conformidad con un acuerdo ruso-turco que pone fin a sus sueños de autonomía.

El ejército ruso continuó por su lado las patrullas a lo largo de la frontera, llenando el vacío dejado por la partida de las tropas estadounidenses.

El régimen sirio, aliado de Moscú, también desplegó tropas en la zona. El acuerdo ruso-turco permite en efecto al presidente sirio Bashar Al Asad retomar parte del territorio que había perdido durante la guerra, iniciada en 2011.

Según el Observatorio sirio de Derechos Humanos (OSDH), las FDS abandonaron varias posiciones en el este del país, cerca de la frontera, pero combatientes de las Unidades de Protección Popular (YPG, principal integrante de las FDS) siguen en cambio presentes en varios puntos de la franja fronteriza sirio-turca, que se extiende a lo largo de unos 440 km.

- Reunión de la OTAN -

Una ofensiva sangrienta, lanzada el 9 de octubre por Turquía en el norte de Siria, ha empujado a las fuerzas kurdas lejos de la frontera. El ataque fue interrumpido para permitir que las YPG, consideradas "terroristas" por Ankara, se retiraran de sus posiciones fronterizas.

En una reunión, el martes en Sochi (sur de Rusia), el presidente ruso Vladimir Putin y Erdogan concluyeron un acuerdo en vistas a la retirada total de las fuerzas kurdas de la zona, y al control común de una parte de la frontera sirio-turca.

Según el acuerdo ruso-turco, las fuerzas de las YPG tienen que retirarse con todo su armamento. El presidente turco amenazó con tomar "todas las medidas necesarias" si no se respetaba.

Por otra parte, una reunión de la OTAN, de la cual Turquía es miembro, dio lugar a una "discusión airada" pero está fuera de lugar que la Alianza pierda a un aliado estratégico humillándolo, estimó un diplomático.

Alemania defendió la creación de una "zona de seguridad bajo control internacional" en el norte sirio. Esta iniciativa, recibida con escepticismo por la comunidad internacional, cuenta con el apoyo del líder de las FDS, Mazlum Abdi.

- 300.000 desplazados -

La operación de Turquía ha expulsado a cerca de 300.000 civiles kurdos, que ahora tienen escasas posibilidades de poder volver a sus hogares, según el OSDH.

Los kurdos, que establecieron una autonomía de hecho en el norte y noreste de Siria durante la guerra, temen un desplazamiento forzado para permitir el retorno a la región de una parte de los 3,6 millones de refugiados sirios que huyeron a Turquía.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes