Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo del disidente y premio Nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo, el 13 de marzo de 2005 en la provincia china de Guangzhou

(afp_tickers)

La diplomacia estadounidense propuso el martes a China acoger al disidente y premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo, para que reciba en Estados Unidos tratamiento contra el cáncer de hígado ya en fase terminal.

"Seguimos llamando a China a liberarlo para que pueda recibir cuidados médicos donde desee. Si es en Estados Unidos, bienvenido sea", indicó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, interrogada sobre el caso de Liu Xiaobo.

Liu se encuentra internado en estado grave, anunció esta semana el hospital del noreste de China donde fue admitido, mientras Pekín se niega a que reciba atención médica en el extranjero.

El opositor y disidente fue puesto en libertad condicional y hospitalizado tras haber sido diagnosticado en mayo de un cáncer de hígado en fase terminal. Liu Xiaobo había anteriormente pasado más de ocho años en detención, condenado por "subversión".

Dos médicos occidentales, un estadounidense y un alemán, que visitaron al premio Nobel de la Paz 2010, aseguraron el domingo que era posible transferirlo al extranjero para recibir tratamiento médico.

"Desearíamos que Liu Xiaobo pudiese hacer sus propias elecciones de salud sobre el lugar al cual él desearía acudir", insistió Nauert.

El gobierno de Donald Trump presiona a China, como lo hizo su antecesor Barack Obama, para que mejore su balance en materia de derechos humanos.

La portavoz del Departamento de Estado protestó contra el "segundo aniversario el domingo (9 de julio) del lanzamiento por el gobierno chino de una campaña nacional de intimidación contra abogados y defensores de derechos" humanos.

"Urgimos a las autoridades chinas a liberar inmediatamente a aquellos aún detenidos y levantar las acusaciones", añadió Nauert.

AFP