Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Exdirector del FBI James Comey, interrogado nuevamente en el Congreso de EEUU

James Comey llega al Capitolio para una audiencia a puerta cerrada, el 7 de diciembre de 2018 en Washington

(afp_tickers)

El exdirector del FBI James Comey testificó en una sesión privada el viernes en el Congreso de Estados Unidos a pedido de los republicanos, una iniciativa que según denunció la oposición demócrata es un intento de desviar la investigación rusa que envenena el mandato del presidente Donald Trump.

Comey testificó ante miembros de dos comisiones de la Cámara de Representantes por más de seis horas y la audiencia se reanudará el 17 de diciembre.

El exdirector del FBI fue interrogado por los republicanos sobre la posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, y sobre la demócrata Hillary Clinton, quien perdió ante Trump en esos comicios.

"Los correos electrónicos de Hillary Clinton, por el amor de Dios", dijo Comey después de testificar durante seis horas. "No estoy seguro de que tengamos que hacer esto en absoluto".

Los republicanos salieron de la sesión del viernes quejándose de que los abogados de Comey cerraron ciertas vías de interrogatorio.

Tan pronto como terminó la audiencia, el presidente republicano, que despidió abruptamente a Comey en 2017, reiteró estas afirmaciones: "Se está informando que James Comey recibió instrucciones de los abogados del Departamento de Justicia para no responder las preguntas más importantes".

"Sesgo y corrupción total en los niveles más altos de la administración anterior", acusó Trump en Twitter.

Pero el exjefe del FBI aseguró que sus abogados solo habían evitado una "pequeña parte" de las preguntas.

"El FBI, por razones que pueden entenderse, no quiere que entre en los detalles de la investigación que todavía está en curso y que comenzó cuando era director del FBI", explicó Comey.

La audiencia se realizó a puertas cerradas pero su contenido será publicado 24 horas después, a demanda de Comey, que teme filtraciones de "informaciones selectivas" y que representantes republicanos "deformen" sus palabras.

Su comparecencia a puerta cerrada en el Capitolio tuvo lugar en un momento de turbulencias en la Casa Blanca, y de intrigas crecientes alrededor de la investigación del fiscal especial Robert Mueller.

El congresista republicano Darrell Issa dijo que quería respuestas sobre lo que llamó el "expediente falso", un informe de inteligencia de 2016 que incluye una investigación de la oposición que alega conductas indebidas y vínculos entre la campaña de Trump y Rusia.

"Queremos saber qué sabía él y cuándo lo supo", dijo Issa sobre Comey.

El presidente entrante del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerrold Nadler, dijo que la investigación sobre el comportamiento del FBI era una "pérdida de tiempo" y que lo cerraría.

"Todo el propósito de esta investigación es desacreditar la investigación real, la de Mueller", dijo Nadler a los reporteros que esperaban fuera.

Trump despidió en mayo de 2017 a Comey, que entonces era el funcionario que estaba a cargo de la investigación criminal de una eventual colusión con Moscú para influenciar la elección presidencial estadounidense.

El mandatario había pedido una audiencia pública para Comey después de que los miembros del Congreso saliente lo hubieran citado en noviembre, pero los republicanos de la Cámara de Representantes, incluidos algunos aliados de Trump, insistieron en una sesión privada ante el comité judicial y los comités de supervisión.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes