Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El embajador de Corea del Norte en Malasia, Kang Chol (i) es escoltado por la policía en la zona de partidas del aeropuerto de Kuala Lumpur el 6 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El embajador de Corea del Norte expulsado de Malasia fustigó este lunes en el aeropuerto de Kuala Lumpur la investigación sobre el asesinato del hermanastro del líder norcoreano considerando que era parcial.

En paralelo, Corea del Norte ordenó la expulsión del embajador de Malasia --llamado a consultas en febrero-- en represalia por la de su representante.

El diplomático norcoreano, Kang Chol, dejó Malasia en un vuelo de la compañía nacional en dirección de Pekín, según un responsable malasio. Poco tiempo antes, policías fuertemente armados habían formado un cordón de seguridad en la entrada de la embajada de Corea del Norte.

"El ministerio de Relaciones Exteriores (de Corea del Norte) anuncia que el embajador de Malasia es persona non grata (...) y exige su partida" en las próximas 48 horas, señaló la agencia oficial KCNA justo después de la partida del embajador norcoreano.

La relación diplomática entre los dos países no deja de desmejorar desde el asesinato de Kim Jong-nam, de 45 años, el 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Kim, hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-un, fue envenenado con un poderoso agente neurotóxico, el VX, considerado como un arma de destrucción masiva.

El embajador Kang Chol fue declarado persona non grata por las autoridades malasias tras haber exigido en vano de Corea del Norte una disculpa por haber cuestionado la imparcialidad de la investigación del homicidio.

Corea del Norte rechazó las conclusiones de la autopsia y sostiene que la víctima falleció de una crisis cardíaca.

Poco antes de su partida del aeropuerto de Kuala Lumpur, el embajador reiteró sus críticas a la investigación.

Kang Chol insistió en que la investigación estuvo "mal orientada por la policía. Procedieron a una autopsia sin el consentimiento y participación de la embajada de Corea del Norte y detuvieron luego a un ciudadano norcoreano sin pruebas sobre su implicación en el incidente".

Las cámaras de seguridad de un aeropuerto de Kuala Lumpur muestran cómo dos mujeres se acercan el 13 de febrero a la víctima de 45 años y le colocan algo en el rostro. Según Kuala Lumpur, Kim Jong-nam murió en menos de 20 minutos y su muerte fue probablemente muy dolorosa.

Las dos mujeres, una vietnamita de 28 años y una indonesia de 25, están detenidas acusadas de asesinato.

Ocho norcoreanos son sospechosos de haber tenido un papel en el crimen. Cuatro dejaron Malasia el 13 de febrero. El viernes, Kuala Lumpur liberó al único sospechoso norcoreano por falta de pruebas.

- La tensión se extiende al fútbol -

Desde que comenzó el caso, Corea del Sur acusa a su vecino del Norte por el asesinato citando lo que asegura era una orden permanente del líder Kim Jong-un.

La crisis diplomática entre Malasia y Corea del Norte, que mantenían hasta entonces relaciones relativamente cordiales, comenzó cuando la policía malasia rechazó un pedido de diplomáticos norcoreanos que reclamaban el cuerpo de Kim hasta que un miembro de la familia se presentara para identificarlo formalmente.

Malasia convocó luego al embajador y llamó a consultas a su enviado a Pyongyang. Pero el embajador Kang Chol no se presentó a una convocatoria el sábado por lo que Kuala Lumpur ordenó su expulsión.

La tensión se extendió al deporte. Las autoridades malasias prohibieron el lunes a la selección nacional de fútbol disputar un partido de calificación de la Copa de Asia en Pyongyang, citando amenazas a la seguridad de sus ciudadanos.

AFP