AFP internacional

La sede de la constructora Odebrecht SA en Sao Paulo, Brasil, el 2 de marzo de 2017

(afp_tickers)

La Fiscalía de Ecuador allanó este miércoles las oficinas del metro de Quito, cuya construcción está a cargo del consorcio Acciona-Odebrecht, en el marco de una investigación por el supuesto pago de sobornos por parte de la firma brasileña a funcionarios ecuatorianos.

"La fiscal Thania Moreno informa que inicia la incautación de computadoras en Empresa Metro de Quito por ", indicó la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

Odebrecht y la española Acciona se adjudicaron en 2015 la construcción de la primera línea de metro de Quito por 1.538 millones, pero en abril pasado el alcalde de la ciudad, Mauricio Rodas, autorizó "la reconformación del consorcio" mediante la salida de la empresa brasileña.

Sin embargo, en mayo la compañía aclaró que permanece dentro del grupo y ratificó su "compromiso de concluir las obras" del metro.

El allanamiento de este jueves se dio luego de la firma de un convenio entre la Fiscalía y Odebrecht. El acuerdo le da acceso a la justicia ecuatoriana a evidencias y documentos para continuar con la indagación por corrupción, pero no garantiza inmunidad a los cooperadores.

Las investigaciones por el caso Odebrecht en el país dejan ocho detenidos, entre ellos un tío del reelegido vicepresidente Jorge Glas y el exministro de Electricidad Alecksey Mosquera. Además se ha involucrado al contralor general del Estado, Carlos Pólit, quien está fuera del país y que por su cargo goza de fuero.

Este miércoles la firma brasileña se disculpó con el país y aseguró que "las empresas del grupo Odebrecht separaron de sus operaciones en Ecuador a todas las personas que incurrieron en actos ilícitos".

"La empresa pide disculpas a la sociedad ecuatoriana por este grave error del cual se arrepiente profundamente y agradece la oportunidad de seguir colaborando con las autoridades de justicia en la lucha contra la corrupción", apuntó la compañía en un comunicado.

La Fiscalía ecuatoriana abrió la investigación tras la revelación del Departamento de Justicia de Estados Unidos en diciembre pasado de que Odebrecht pagó entre 2007 y 2016 unos 33,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos.

A raíz de la indagación, están bloqueados pagos por 40 millones de dólares a Odebrecht para garantizar una indemnización al Estado, y existe la prohibición temporal de hacer contratos estatales con la compañía.

AFP

 AFP internacional