Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Corte de Nueva York en donde se ventila el pleito entre Argentina y los tenedores de deuda en default

(afp_tickers)

Los fondos especulativos que ganaron un juicio a Argentina por deuda en default pidieron el miércoles a la justicia estadounidense otorgar a 48 demandas por 6.100 millones de dólares los mismos derechos del fallo a su favor por 1.700 millones.

En una audiencia ante el juez federal Thomas Griesa en Nueva York, el abogado del fondo NML Capital, Robert Cohen, indicó que adoptar la moción presentada sería de una "justicia básica" para esos querellantes, la mayoría de los cuales ya tiene sentencia por esta cuestión en otros tribunales estadounidenses.

"Todos los demandantes tienen los mismos bonos con los mismos derechos y la cláusula de 'pari passu'", dijo Cohen, en referencia al tratamiento equitativo reconocido por Griesa y según el cual Argentina debe pagar a los fondos "buitre" cada vez que lo haga a los tenedores de bonos de deuda reestructurada.

Argentina reestructuró su deuda en default de 2001 en dos canjes en 2005 y 2010. El 93% de sus acreedores aceptaron esas ofertas de reembolso parcial con importantes quitas, pero el 7% restante la rechazó, reclamando el reembolso de la totalidad de lo adeudado más intereses.

El gobierno argentino califica a los fondos especulativos de "buitres" por haber comprado bonos en default a precio de remate para buscar luego su cobro total mediante la vía judicial, lo que lograron en 2012 cuando Griesa falló a su favor.

De acuerdo con el abogado de Argentina, Carmine Boccuzzi, las demandas de los querellantes conocidos como "me too" (yo también) son por 6.150 millones de dólares, lo que elevaría a unos 8.000 millones el monto total a pagar por el país.

Con Argentina absorbida por sus elecciones presidenciales del domingo, Griesa decidió el pasado jueves sumar 15 nuevas demandas a su fallo a favor de los fondos "buitres".

El pasado 5 de junio Griesa ya había autorizado a un grupo de 35 nuevos querellantes, algunos de ellos con sentencia firme en otros juicios, a sumarse al caso sin definir las modalidades de pago.

El pedido formulado el jueves por el abogado Cohen se refiere a 13 causas originales del juicio más las 35 aprobadas en junio.

Griesa bloqueó en julio de 2014 un pago de 539 millones de dólares en intereses de bonos de deuda reestructurada a través del Bank of New York, para forzar a Argentina a cumplir con su fallo, provocando un default parcial del país sudamericano.

AFP