Un alto el fuego es respetado desde el jueves en la mañana en Gaza después de dos días de intensos bombardeos israelíes contra el movimiento Yihad Islámica, que dejaron un saldo de al menos 34 palestinos muertos y provocaron como respuesta el lanzamiento de decenas de cohetes desde Gaza hacia Israel.

La tregua fue negociada en El Cairo, con la mediación del emisario de Naciones Unidas para Oriente Medio, Nickolay Mladenov. Egipto tiene una gran influencia en Gaza y mantiene relaciones oficiales con Israel.

Finalmente, el acuerdo de alto el fuego entró en vigor a las 05h30 (03H30 GMT) del jueves.

No obstante, el jueves por la mañana, el ejército israelí dijo que "cinco proyectiles fueron lanzados desde Gaza hacia Israel" e indicó que el sistema de defensa Cúpula de hierro interceptó dos de ellos.

La tregua es "consecuencia de los esfuerzos de Egipto" y recibió el aval de "las facciones palestinas, incluida la Yihad Islámica", dijo a la AFP un responsable egipcio.

Según esta fuente, el acuerdo estipula que las facciones palestinas depongan las armas en Gaza y "mantengan la calma" en las manifestaciones contra el bloqueo de Israel y a favor del retorno de los refugiados palestinos a su tierra.

Por su parte, Israel también debe cesar los bombardeos y "garantizar el alto el fuego" en estas manifestaciones en la frontera, llamadas la "marcha del retorno", que han dejado más de 300 muertos y miles de heridos en la franja de Gaza desde mayo de 2018, según esta fuente.

Un portavoz de la Yihad Islámica confirmó el acuerdo a la AFP.

- Familia diezmada-

Poco antes de anunciarse el acuerdo, ocho miembros de una misma familia palestina -entre ellos cinco menores- perdieron la vida en los bombardeos del ejército israelí, anunció el ministerio local de Salud.

Israel aseguró que en el ataque mató a un líder del movimiento palestino Yihad Islámica. El portavoz del ejército israelí, Avichay Adraee, indicó que Rasmi Abu Malhus murió en este bombardeo en Deir el Balah, en el centro de la franja de Gaza, antes de que entrara en vigor la tregua y que era un comandante de una unidad de lanzamiento de cohetes.

Residentes y familiares niegan que el fallecido formara parte de la Yihad Islámica.

Estas nuevas víctimas elevan el balance de muertos palestinos a 34 desde el martes, cuando el ejército israelí comenzó a bombardear objetivos de la Yihad Islámica en Gaza.

Uno de los primeros blancos de Israel fue Baha Abu al Ata, un comandante de la Yihad Islámica, que murió junto a su esposa en el bombardeo de su casa. El ejército israelí le reprochaba ser el responsable del lanzamiento de cohetes y otros proyectiles.

En respuesta, la Yihad Islámica lanzó más de 450 pequeños misiles o cohetes contra Israel, según el ejército, que multiplicó entonces los bombardeos contra el brazo armado de este movimiento islamista.

En las zonas israelíes cercanas a Gaza las sirenas de alerta sonaron a menudo desde el martes y en un radio de 40 km de Gaza los servicios públicos permanecieron cerrados por miedo a los cohetes palestinos.

Uno de ellos cayó en una vivienda, otro en una fábrica y un tercero en una autopista, a escasos metros de los vehículos.

"Paren sus ataques o van a recibir todavía más golpes", advirtió el miércoles el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Los bombardeos israelíes y las salvas de cohetes disparados desde Gaza en los últimos dos días han sido el episodio más cruento desde las violencias registradas el 14 de mayo de 2018 en Gaza, coincidiendo con la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, cuando murieron unos 60 gazatíes cerca de la frontera con Israel.

Esta decisión significó el reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel, una decisión que no ha sido imitada por la comunidad internacional.

Desde 2007 la Franja está dirigida por el movimiento islamista Hamas, que no fue tomado como blanco en esta ocasión pese a que Israel siempre lo ha responsabilizado de todo lo que ocurre en Gaza, donde viven casi dos millones de palestinos.

A diferencia de la Yihad Islámica, Hamas sí había aprobado hace unos meses una tregua con Israel negociada con la mediación de Naciones Unidas, Egipto y Catar, que prevé, entre otros, la llegada mensual de millones de dólares de ayuda para el enclave palestino, cuyo aislamiento, debido al bloqueo israelí por tierra, mar y aire, multiplica su pobreza. El desempleo en la Franja roza el 50%, cifra que es superior entre los jóvenes de Gaza.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes