El gobierno francés es favorable al proyecto de fusión de los fabricantes de autos francés Peugeot Sociedad Anónima (PSA) e ítalo-estadounidense Fiat Chrysler, pero el estado estará "particularmente atento" al mantenimiento del aparato industrial en Francia, anunció este jueves un comunicado del ministerio de Economía y Finanzas.

El estado francés es dueño del 12% del capital del PSA.

El ministro Bruno Le Maire "recibe favorablemente el inicio de las negociaciones" de los dos grupos, pero el gobierno "estará particularmente atento a la conservación de la inudstria en Francia, la localización de los centros de decisión y la confirmación del compromiso del grupo en la creación de una filial industrial europea de baterías eléctricas", afirmó el comunicado del Ministerio.

PSA y Fiat-Chrysler anunciaron este jueves que la fusión se hará en condiciones de igualdad y "sin cierre de fábricas".

"Los accionistad de los dos grupos tendrán respectivamente 50% del capital de la nueva entidad y repartirán en partes iguales los frutos del acercamiento", precisó un comunicado común de las dos empresas.

El consejo de administración estará integrado por 11 miembros, cinco nombrados por Fiat-Chrysler y cinco por PSA.

Carlos Tavares, actual presidente de PSA, será el director general de la nueva entidad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes