Francia presentará este martes a sus socios de la Unión Europea (UE) sus propuestas para reformar el proceso de adhesión, intentando disipar el resentimiento provocado con su oposición al inicio de las negociaciones con Macedonia del Norte y Albania.

La ministra de Asuntos Europeos francesa, Amélie de Montchalin, presentará el plan durante una "primera discusión" en Bruselas, de cara a la "verdadera cita": la cumbre de la UE con los Balcanes Occidentales "el 6 y 7 de mayo de 2020 en Zagreb", según una fuente diplomática gala.

Las propuestas de Francia, que la AFP pudo consultar, describe un proceso de ampliación "más progresivo e incentivador" para los países candidatos, un documento enviado al resto de países el viernes y que generó reacciones de apoyo y desconfianza, según esta fuente.

Francia insiste sobre su "apoyo sin equívocos" a la perspectiva europea de seis países de los Balcanes occidentales: Albania, Macedonia del Norte, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Serbia y Kosovo, este último un territorio no reconocido por cinco países de la UE, entre ellos España.

"Las profundas transformaciones políticas, económicas y sociales requeridas para una futura adhesión a la UE son demasiado lentas y las ventajas concretas para los ciudadanos de los países candidatos, insuficientes", lamenta no obstante el documento.

El proceso actual comprende 35 capítulos de negociación que deben completarse para la adhesión, pero los candidatos tienden a esperar el último momento para iniciar las reformas más difíciles, según la fuente, explicando que el objetivo es lograr reformas "más rápidamente".

En su plan, París defiende un enfoque por etapas organizado en torno a bloques políticos y con beneficios inmediatos para los países candidatos, autorizados a participar en programas de la UE y, "en su defecto", a beneficiarse a determinada financiación.

El bloqueo en octubre del presidente francés, Emmanuel Macron, al inicio de negociaciones de adhesión Macedonia del Norte y Albania generó el rechazo de la mayoría de sus socios, decisión que el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, calificó de "grave error histórico".

Francia reconoce la necesidad de un "trabajo explicativo" con sus socios, si bien condiciona su acuerdo sobre ambos países a que el resto de miembros de la UE acepten previamente su plan de reforma del proceso.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes