Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Thomas de Maiziere (izq) y Bernard Cazeneuve dan una rueda de prensa conjunta el pasado 14 de septiembre en Bruselas

(afp_tickers)

Los ministros del Interior de Francia y Alemania dijeron estar "firmemente convencidos" de que los flujos de migrantes que llegan a Europa tienen que reducirse, en una carta conjunta a la Comisión Europea.

"Rechazamos con firmeza cualquier tipo de confusión entre terroristas y migrantes", escriben el francés Bernard Cazeneuve y el alemán Thomas de Maizière en esta carta fechada el 3 de diciembre, en la que piden también una "repuesta común" a la crisis de los refugiados y reforzar las operaciones de Frontex, la agencia europea de coordinación y supervisión de fronteras.

La carta coincide con el anuncio de que Alemania ha registrado la llegada de más de 960.000 migrantes en lo que va de año. Algunos de los autores de los atentados del 13d e noviembre en París se hicieron pasar por demandantes de asilo, una cuestión que preocupa a los dos ministros.

"Está claro que el control de nuestras fronteras exteriores comunes tiene que reforzarse rápidamente", piden los ministros del Interior francés y alemán en la carta dirigida al vicepresidente de la comisión, Frans Timmermans, y al comisario europeo de Migraciones, Dimitris Avramopoulos.

Cazeneuve y Maizière consideran que "para hacer más eficaces los controles fronterizos, las bases de datos pertinentes tendrían que estar interconectadas", y recuerdan que quieren una "reforma limitada del código de fronteras de Schengen".

Los 28 países de la Unión Europea ya se pusieron de acuerdo la semana pasada para aprobar el fichero Passenger Name Record (PNR) que permite controlar a los pasajeros aéreos.

Los dos ministros consideran "esencial" que los centros de acogida de migrantes que llegan a Europa "estén operativos cuanto antes" porque su organización todavía es "demasiado lenta".

AFP