Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos miembros de las fuerzas gubernamentales sostienen sus armas el jueves 9 de febrero en el puerto de Moja, al oeste de Yemen, durante su avance para expulsar de la ciudad a los rebeldes hutíes

(afp_tickers)

Las fuerzas progubernamentales recuperaron este viernes el control de toda la ciudad portuaria de Moja, en su ofensiva contra los rebeldes lanzada hace un mes para reconquistar las regiones que bordean el mar Rojo.

Después de semanas de combates contra los rebeldes chiíes hutíes que causaron cientos de muertos, el portavoz militar Mohamed al Naqib afirmó a la AFP que los insurgentes huyeron de la ciudad.

"Hemos terminado la batalla de Moja", aseguró refiriéndose a la localidad y al puerto reconquistados parcialmente el 23 de enero. Otras fuentes castrenses partidarias del presidente Abd Rabo Mansur Hadi confirmaron "la toma total de Moja".

Con la ayuda de la aviación y de la marina de la coalición árabe bajo mando saudí, las fuerzas progubernamentales lanzaron el 7 de enero una ofensiva para arrebatar a los rebeldes las zonas que bordean el mar Rojo a lo largo de 450 km, como las ciudades de Moja, Hodeida y Midi, cerca de la frontera con Arabia Saudí. Desde entonces los combates causaron más de 400 muertos.

El próximo objetivo son las ciudades de Hodeida y Midi, cerca de la frontera saudí. "Nos preparamos para la segunda fase de la batalla del litoral, que consiste en avanzar hacia Hodeida", afirmó el portavoz militar. Según fuentes militares, la aviación de la coalición árabe llevó a cabo "bombardeos intensivos" durante las últimas horas en la región de Hodeida.

Justo después del comienzo de la ofensiva, las fuerzas progubernamentales tomaron la pequeña localidad de Dhubab, a 30 km del estrecho de Mandeb, en la entrada del mar Rojo.

Decenas de miles de civiles se habían visto atrapados por los combates en la región de Moja. "Los ataques aéreos, los bombardeos y los ataques de francotiradores dentro y en los alrededores de Moja mataron e hirieron a decenas de civiles", afirmó el coordinador humanitario de la ONU, Jamie McGoldrick.

La marina estadounidense reforzó su presencia cerca de Yemen enviando una patrullera al estratégico estrecho de Mandeb después de que los insurgentes hutíes atacaran a una fragata saudí.

El Pentágono teme que la guerra en Yemen se extienda a las aguas del estrecho, uno de los pasos marítimos más importantes del mundo.

La guerra en Yemen opone las fuerzas progubernamentales a los hutíes. Estos últimos, apoyados por Irán, controlan territorios extensos, incluida la capital, Saná.

Desde la intervención de la coalición árabe en marzo de 2015 para ayudar al gobierno a frenar la progresión de los rebeldes, más de 7.400 personas han muerto y más de 40.000 han resultado heridas en la contienda bélica. Todas las mediaciones de la ONU y siete altos el fuego han fracasado.

La guerra se libra lejos de las cámaras y sin visos de una solución política. Los grupos yihadistas rivales de Al Qaida y del Estado Islámico (EI) aprovechan el conflicto y el caos reinante para reforzarse, sobre todo en el sur del país.

AFP