Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Garantizar actividad y personal, claves para acoger las agencias afectadas por el Brexit

El jefe de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), Adam Farkas, en la sede de la agencia el pasado 23 de marzo en Londres

(afp_tickers)

Garantizar la actividad e intentar mantener el máximo personal posible son "esenciales" de cara a elegir las futuras sedes de las agencias comunitarias afectadas por el Brexit, indica la Comisión Europea en su evaluación de las 23 ciudades candidatas, difundida este sábado.

"La posibilidad de que las agencias mantengan al personal actual también es esencial para la continuidad de las actividades", destaca el informe del Ejecutivo comunitario, que indirectamente convierte este último criterio en prioritario frente a los otros cinco definidos por la Unión Europea (UE).

Reino Unido se retirará del bloque, de cumplirse los plazos, a finales de marzo de 2019. De cara a esa retirada, los europeos quieren tener listos los traslados de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA), ambas basadas actualmente en el distrito de negocios londinense de Canary Wharf.

Y, aunque el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, reiteró el viernes su objetivo de mantener unidos a los 27 durante las negociaciones de divorcio en curso con Reino Unido, la elección de las futuras sedes puede poner a prueba la unidad del bloque.

Los últimos países en entrar al mismo, sobre todo del este de Europa, presionan para albergar algunas de las agencias comunitarias. Bulgaria, Rumania, Croacia y Eslovaquia, cuyas capitales son candidatas al organismo de medicamentos, no cuentan con ninguna.

En junio, se incluyo así entre los criterios técnicos -como la accesibilidad de la ciudad, la presencia de escuelas internacionales y el acceso al mercado laboral para las familias de los trabajadores-, uno más político: priorizar como sedes a los miembros más recientes de la UE.

- Personal de EMA quiere Barcelona -

La evaluación de la Comisión evita, en su informe a los países del bloque, proporcionar una "clasificación" de las ciudades. Corresponderá a los ministros de los 27 debatir en octubre sobre las candidaturas, antes de tomar la decisión final mediante votación secreta, el 20 de noviembre.

La referencia de Bruselas sobre el personal no es baladí. Tras una encuesta entre sus alrededor de 900 trabajadores sobre las 19 candidaturas presentadas, la EMA alertó del "futuro de la salud pública en Europa", ya que gran parte de su equipo renunciaría a su puesto si la ciudad elegida no les conviene.

El resultado reveló que "para ciertas ubicaciones las tasas de retención del personal podrían ser significativamente menores al 30%", mientras que la candidatura mejor valorada contaría con un respaldo del "81%" de los trabajadores, explicó la EMA en septiembre sin revelar las ciudades.

Barcelona, Ámsterdam y Viena figurarían entre las favoritas, según el portal Politico, mientras que las capitales de países de la exórbita soviética, como Bratislava, Varsovia, Bucarest y Sofía, formarían parte de las ciudades con menos personal dispuesto a trasladarse.

Ocho pretendientes, como la ciudad alemana de Fráncfort, París, Luxemburgo o Viena, optan a acoger la Autoridad Bancaria Europea, creada en 2011 y conocida por sus pruebas de estrés a los bancos europeos, y sus más de 150 empleados.

- Gimnasio milanés, guardería vienesa -

Los países europeos ya iniciaron en las últimas semanas su operación seducción en Bruselas, que podría continuar antes de la decisión final, especialmente vistos los potenciales beneficios económicos de acoger a los trabajadores de ambos organismos y a sus carteras de clientes.

Desde sus sedes en Canary Wharf, la EMA generó casi 30.000 pernoctaciones de hotel en 2005, mientras que los visitantes de la EBA reservan casi 9.000 noches de hotel cada año, según el Consejo de la UE.

Algunas ciudades acompañaron incluso sus candidaturas de "condiciones especiales", como Milán, dispuesta a ofrecer a los trabajadores de la EMA un gimnasio, o Viena, que opta a ambas candidaturas y cuyo Ayuntamiento está dispuesto a subvencionar una guardería.

Bruselas ya indicó que su evaluación sería "objetiva", pero el informe precisa que por falta de tiempo se han limitado a desmenuzar y listar las candidaturas en base a los seis criterios, sin certificar su "veracidad". Los países "cuyas ofertas sean finalmente aceptadas deberán respetarlas en su totalidad", advierte.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes