Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Logo de la suiza Glencore el 10 de octubre de 2015 en Baar, centro de Suiza

(afp_tickers)

El gigante suizo de las materias primas Glencore, golpeado por la caída de los precios de los metales, puso el lunes en venta la mina de cobre Lomas Bayas en Chile y la de Cobar en Australia.

A principios de septiembre, la compañía anunció un plan de medidas drásticas para reducir su deuda, incluyendo un aumento de capital, recortes en las inversiones y ventas de activos.

El grupo, con sede en Suiza, indicó que sólo dará más detalles sobre la operación en caso de llegar a un acuerdo para la cesión de las dos minas.

Lomas Baya, situada en el desierto de Atacama, a 120 km al noreste de Antofagasta, produce unas 75.000 toneladas de cátodos de cobre (o cobre refinado) al año.

Cobar, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, produce unas 50.000 toneladas anuales de concentrado de cobre.

Las decisiones de Glencore para sanear sus cuentas no han conseguido hasta el momento tranquilizar a los inversores, y las acciones de Glencore han sufrido violentos sobresaltos en bolsa.

Hacia las 09h55 GMT del lunes, el valor de Glencore en la Bolsa de Londres caía un 1,47%, después de haber abierto en alza, en tanto que el índice FTSE 100 de los principales valores retrocedía 0,54%.

La multinacional pretende reducir su deuda en 10.000 millones de dólares y situarla en torno a los 20.000 millones de aquí a finales de 2016.

Pero los inversores temen una degradación de su calificación crediticia, lo que podría aumentar sus costes de financiamiento, un problema para este sector que necesita ingentes capitales.

Frente a la caída de los precios del cobre, Glencore suspendió la producción en una mina de Zambia y en otra de la República Democrática del Congo.

Los analistas de la consultora Cannacord estimaron difícil de calcular el valor de las dos minas de cobre puestas en venta el lunes, en la medida en que la compañía se abstiene de comunicar detalles de costos o los resultados brutos de explotación.

Así y todo, arriesgaron un abanico de cifras.

"Pensamos que 100-150 millones de dólares para Cobar y 250-300 millones para Lomas Bayas -es decir, un total de hasta 500 millones de dólares- es una hipótesis correcta", afirmaron.

Los expertos de Cannacord consideraron que Lomas Bayas podría ser un buen complemento para el grupo minero chileno Antofagasta, en caso de una operación "a su justo precio".

La caída del precio de las materias primas llevó también a Glencore a anunciar la semana pasada un recorte de un tercio de su producción anual de zinc, que afectará las operaciones del yacimiento de Iscayruz, en el centro de Perú, y a la mina de Lady Loretta en Australia.

Glencore está en competencia en el mercado de materias primas con Rio Tinto, BHP Billiton y Anglo American.

A diferencia de sus rivales, Glencore dispone de una rama dedicada al negocio de las materias primas. Ello le permitía una mayor regularidad en sus ingresos, pero esta rama ha afrontado dificultades en el primer semestre del año.

AFP