Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La vicepresidenta argentina Gabriela Michetti encabeza la sesión del senado en la que se debate la aprobación de un acuerdo para el pago a los fondos especulativos, el 30 de marzo de 2016 en Buenos Aires

(afp_tickers)

El gobierno argentino espera este miércoles que el Senado convierta en ley el acuerdo para el pago millonario a los fondos especulativos que lo demandaron en Nueva York y volver así al mercado financiero internacional después de 15 años.

Tras la aprobación en la Cámara de Diputados hace dos semanas, los senadores empezaron hacia las 11H00 locales (14H00 GMT) un debate que podría durar unas 12 horas para culminar con una votación a favor del acuerdo pactado con la justicia de Estados Unidos.

El gobierno del presidente Mauricio Macri asegura que con el fin de este largo litigio se abrirá la puerta al financiamiento internacional para las provincias, se evitarán ajustes y una hiperinflación.

Varios legisladores del opositor Frente para la Victoria (FPV, peronismo de centroizquierda), bloque mayoritario con 42 de las 72 bancas del Senado, anunciaron que votarán a favor, empujados por la necesidad de financiamiento de las provincias a las que representan.

El proyecto defendido por el gobierno de centroderecha busca dejar en firme el acuerdo para pagar 4.653 millones de dólares, suscripto por Argentina con los fondos NML Capital y Aurelius, entre otros, y autoriza al gobierno a endeudarse hasta unos 12.500 millones de dólares, la mayor emisión de un país en desarrollo desde 1996.

"Argentina está haciendo todos los esfuerzos para cumplir con las condiciones fijadas por la justicia (de Estados Unidos)", defendió la iniciativa el senador oficialista Julio Cobos, quien fue vicepresidente durante el primer gobierno de Cristina Kirchner (2007/2015) para saltar luego a la oposición.

La sesión empezó guardando un minuto de silencio en conmemoración del próximo aniversario del inicio de la guerra de Malvinas, el 2 de abril de 1982, que enfrentó a Argentina con Gran Bretaña y tras 74 días culminó con victoria británica dejando 648 argentinos y 255 británicos muertos.

"Es conveniente para el interés argentino tratar de acordar, de arreglar y los argumentos me parece que son sólidos", afirmó el jefe de la bancada del FPV en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, tras admitir que se trataba de un acuerdo "injusto y doloroso".

Pero la legisladora por el FPV María Ester Lobato dijo que votará en contra y advirtió que "lo que pase en la Cámara alta va a repercutir en el pueblo argentino desde los más humildes hasta los más poderosos".

La senadora diferenció el pago a los holdouts de los canjes de deuda de 2005 y 2010 al sostener que estos "fueron justos y equitativos que es lo contrario de lo que se pretende hacer ahora".

A pedido de la justicia de Nueva York, el proyecto contempla la derogación de las leyes Cerrojo -que impide ofrecer cualquier mejora a un acreedor sin otorgársela de inmediato a todos los demás- y Pago Soberano, que establecía Buenos aires como sede pago.

Desde la sentencia judicial adversa en 2012, la entonces presidenta Kirchner rechazó pagar en efectivo el 100% de la deuda y beneficiar a los fondos conocidos como 'buitres', en desmedro del resto de los acreedores.

- Obstáculos en la mira -

Uno de los obstáculos más temidos podría venir de la justicia de Nueva York, donde la Cámara de Apelaciones convocó a una audiencia el 13 de abril para analizar el reclamo argentino a que se habilite el pago a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010, que fue bloqueado a pedido de los fondos 'buitre'.

La audiencia se realizará el día antes de la fecha impuesta por el juez neoyorquino Thomas Griesa para que Argentina salde su deuda con los fondos especulativos, lo que "genera dudas sobre el mantenimiento de la fecha de pago", afirmó el consultor Rosendo Fraga a la AFP.

El desbloqueo de esos pagos fue la única condición impuesta por la oposición para votar a favor del acuerdo en Diputados.

En la Cámara de Apelaciones de Nueva York, Argentina recibió un inédito respaldo del gobierno de Estados Unidos la semana pasada, en coincidencia con la visita del presidente Barack Obama a Buenos Aires.

En su presentación como Amicus Curiae, el fiscal de EEUU para el distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, señaló que la no anulación del "pari passu" tendría "graves consecuencias para la economía argentina y para los intereses de Estados Unidos en la región".

En una carta abierta a los senadores, dirigentes sindicales y humanitarios, intelectuales y artistas instaron a votar en contra del pacto para evitar "ingresar a la historia como cómplices de la entrega", dijeron.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP