Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un combatiente yemení de los Comités de Resistencia Popular, leales al presidente del país Abderabo Mansur Hadi, apoyado por Arabia Saudí, entre casquillos de bala en Sirwah, al oeste de Marib, el 8 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Las fuerzas progubernamentales de Yemen y la coalición árabe lanzaron este lunes una gran operación para retomar la provincia de Taez, en manos de los rebeldes hutíes, mientras se desarrollaban otras acciones militares sin que comenzaran aún las negociaciones de paz auspiciadas por la ONU.

Los combates provocaron este lunes al menos 30 muertos, según un balance provisional.

"El ejército nacional y las fuerzas de la coalición lanzaron una gran operación para romper el cerco de los hutíes y de las fuerzas de (el expresidente Alí Abdalá) Saleh y para liberar la provincia de Taez", en el suroeste del país, dijo a AFP el general Ahmed Saif al Yafei, comandante de las fuerzas leales al gobierno. "La operación empezó tras la llegada de refuerzos militares de la coalición árabe y el ejército nacional", favorable al presidente Abd Rabo Mansur Hadi, añadió.

Antes de este anuncio, fuentes militares yemeníes habían indicado que las fuerzas de la coalición se dirigían hacia Taez. El objetivo es retomar la provincia y la capital, del mismo nombre, la tercera ciudad más importante de Yemen.

Los rebeldes hutíes tienen rodeada la ciudad donde están las fuerzas leales al gobierno de Hadi, reconocido por la comunidad internacional y apoyado militarmente por la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos.

Los vehículos blindados y el material de deminado avanzaban hacia la zona de Charija, cerca de la ciudad de Rahida, situada en el sur de la provincia de Taez, indicaron fuentes de la cuarta región militar yemení, con sede en Adén (sur).

Los hutíes han sido expulsados de cinco provincias del sur de Yemen desde que en julio los combatientes leales al gobierno lanzaron una ofensiva con el apoyo de la coalición.

Los hutíes, miembros de la minoría chií zaidita, entraron en guerra en 2014 contra el poder central y todavía controlan las provincias del norte de Yemen y la capital, Saná.

Además resisten también en la provincia de Marib (centro), donde a mediados de septiembre la coalición árabe lanzó una ofensiva terrestre para llevar refuerzos militares y equipamientos militares.

La coalición tomó primero la ciudad de Marib y luego atacó puntos donde siguen resistiendo los hutíes, en colinas de difícil acceso del noroeste de la provincia, indicaron jefes militares.

- Tres frentes de combate -

Las fuerzas progubernamentales avanzaban en esta jornada en tres frentes, entre los cuales el de Charija. Al final de la tarde, se desarrollaban violentos combates alrededor de esta zona, constató un periodista de AFP, según el cual las fuerzas leales avanzaban lentamente en este sector, donde la artillería y la aviación de la coalición bombardean intensamente las posiciones rebeldes.

Según la agencia Saba.net que controlan, los rebeldes afirmaron "haber hecho fracasar un intento de los mercenarios de la agresión de avanzar sobre cuatro ejes en dirección hacia Al Wazia", un segundo frente, e informó sobre víctimas civiles.

Al menos nueve rebeldes y cinco combatientes progubernamentales, entre los cuales un teniente del ejército, murieron en los combates alrededor de Al Wazia, donde las fuerzas leales despojaron a los hutíes de dos posiciones estratégicas, según fuentes militares.

En un tercer frente, 16 combatientes progubernamentales murieron a causa de la explosión de un artefacto colocado por los rebeldes al pasar su convoy en le región de Dhubab, sobre el mar Rojo, indicaron militares leales al gobierno.

Por su parte la ONU, que ha contabilizado 5.000 muertos en el conflicto desde marzo, más de la mitad civiles, está intentando relanzar las negociaciones de paz.

Tras haber anunciado negociaciones que iban a celebrarse en Ginebra a mediados de noviembre fuentes cercanas al emisario de la ONU Ismail Uld jeque Ahmed indicaron este lunes que todavía no hay fecha.

"Todavía quedan algunas cosas por aclarar, estamos hablando con las partes", dijo a AFP una fuente de la ONU.

Tras una contraofensiva rebelde en el sur de Yemen, el gobierno del presidente Hadi acusó el 9 de noviembre a los hutíes de no querer la paz. "Queremos ir a las negociaciones de Ginebra", dijo a AFP el ministro de Relaciones Exteriores Ryad Yasin. "Pero lo que [los rebeldes] hacen en Taez y los intentos de retomar posiciones en el sur demuestran que no son serios".

AFP