AFP internacional

Banderas de la Unión Europea (UE) y Grecia, en el centro de Atenas el 21 de abril de 2017

(afp_tickers)

Los acreedores de Grecia regresarán a Atenas para finalizar la revisión de las reformas aceptadas por el Gobierno heleno de cara a desbloquear un nuevo tramo de ayuda del actual programa de rescate, antes de una importante serie de pagos previstos en julio.

"Las discusiones [con el gobierno griego] deben reanudarse mañana [martes] y durarán varios días", precisó el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, en rueda de prensa.

Los jefes de misión de las instituciones representando a los acreedores -Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)- abordarán con el Ejecutivo griego los compromisos alcanzados el 7 de abril en Malta.

En aquella reunión de ministros de Finanzas de la zona euro, Atenas se comprometió a aplicar algunas medidas económicas en 2019 y 2020 para satisfacer a sus acreedores y conseguir un nuevo tramo de ayuda que le permita devolver más de 7.000 millones de euros a estos últimos en julio.

Bruselas celebró también este lunes el superávit primario -excluido el pago de los intereses de la deuda- de un 4,2% del PIB registrado por Grecia en 2016, según cifras de la oficina europea de estadísticas Eurostat.

Esta cifra, superior al 3,9% anunciado por la agencia de estadísticas griegas, "es bastante mejor que el objetivo de 0,5% fijado para 2016 según los términos del plan de ayuda y por encima del objetivo del 3,5% para 2018", aseguró Schinas.

La hoja de ruta impuesta al país por sus acreedores en julio de 2015 a cambio de un tercer programa de préstamos por un monto de 86.000 millones de euros prevé, de hecho, un excedente del 0,5% del PIB en 2016 y alcanzar el 3,5% en 2018.

AFP

 AFP internacional