Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el 8 de marzo de 2017, en Nairobi

(afp_tickers)

La violencia persistía en el centro de la República Democrática del Congo, donde los cuerpos de dos expertos de la ONU fueron hallados el martes, justo después de que el gobierno anunciara que los rebeldes masacraron a 39 policías.

Ambos expertos, Michael Sharp y Zahida Catalan, de nacionalidad estadounidense y sueca respectivamente, fueron secuestrados el 12 de marzo, al mismo tiempo que sus cuatro acompañantes congoleños, en Kasai Central, feudo de los milicianos de Kamwina Nsapu, líder tradicional que se rebeló contra el gobierno de Kinshasa antes de ser abatido durante una operación militar en agosto de 2016.

El portavoz del gobierno, Lambert Mende, precisó que "la mujer fue decapitada y el cuerpo del hombre está entero".

Michael Sharp y Zaida Catalan "perdieron su vida intentando comprender las causas del conflicto y la inseguridad en RDC, con el objetivo de ayudar a devolver la paz a este país", declaró el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un comunicado.

"Confío en las autoridades congoleñas para llevar a cabo una investigación completa sobre este incidente. Naciones Unidas también realizará una investigación. En caso de actos criminales, Naciones Unidas hará todo lo posible para asegurarse que se haga justicia", agregó.

El lunes, la policía nacional congoleña acusó a los rebeldes de haber masacrado a 39 de sus agente en Kasai, que cayeron el viernes en una "emboscada" de los milicianos de Kamwina Nsapu en Kamuesha (Kasai).

Esta acusación tiene lugar antes del voto, previsto el miércoles pero que fue aplazado al jueves o al viernes, en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre un nuevo mandato de la Misión de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO), la mayor fuerza de paz de la ONU en el mundo, en vistas a la crisis política, de seguridad, económica y social que atraviesa el país.

La MONUSCO cuenta con unos 19.000 soldados, policías y observadores militares en el este del país y en Kinshasa. En la región de Kasai, la ONU no disponía de ninguna fuerza hasta el reciente despliegue de un centenar de Cascos Azules en Kananga y en sus alrededores.

- Situación tensa en Kinshasa -

La rebelión Kamwina Nsapu ha sido acusada por la ONU de reclutar niños y de haber cometido múltiples atrocidades. Las fuerzas de seguridad por su parte son a menudo criticadas por Naciones Unidas por su uso desproporcionado de la fuerza contra rebeldes armados con palos y artefactos para lanzar piedras.

El martes, la Unión Europea, la Unión Africana, Naciones Unidas y la Organización Internacional de la Francofonía expresaron su "profunda preocupación" respecto a la "grave situación" en Kasai.

Reclaman, a nivel nacional, el nombramiento de un "primer ministro de la oposición" tal y como lo estipula el acuerdo de transición concluido el 31 de diciembre de 2016, que tendría que abrir paso a unas elecciones previstas a finales de este año.

Este acuerdo prevé que el presidente Joseph Kabila se mantenga en el poder hasta que entre en funciones su sucesor, así como la formación de un gobierno amplio dirigido por un miembro de la oposición.

Este nuevo gobierno todavía no ha sido nombrado.

En este contexto, la situación era tensa el martes en Kinshasa, donde se reforzó la presencia policial en diversos puntos estratégicos de la capital. Según testigos, se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes en varios barrios.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP