Navigation

Hallan en Libia cuerpos de coptos asesinados por yihadistas de Estado Islámico en 2015

En la ciudad libia de Sirte tuvieron lugar fuertes enfrentamientos entre el ejército de ese país y el Estado Islámico en septiembre de 2016 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 octubre 2017 - 18:20
(AFP)

Los cuerpos de 21 cristianos coptos que el grupo Estado Islámico (EI) había ejecutado en Libia en 2015 fueron hallados en una fosa común cerca de Sirte (norte), antiguo bastión de los yihadistas, anunció el sábado el ministerio de Interior libio.

Los cuerpos de "20 hombres de nacionalidad egipcia y de un hombre de piel oscura que podría ser de otra nacionalidad africana [...] fueron encontrados gracias a las confesiones de los yihadistas del EI capturados" cuando las fuerzas leales al Gobierno de Unión Nacional (GNA) tomaron Sirte, indicó en un comunicado la Dirección de la Lucha contra el crimen organizado, dependiente del ministerio de Interior, en Misrata (200 km al este de Trípoli).

La fosa común fue descubierta el viernes por la mañana, precisó la misma fuente.

Contactado por la AFP en El Cairo, el ministerio de Relaciones Exteriores egipcio confirmó el hallazgo efectuado por las autoridades libias.

Sirte, una ciudad a orillas del Mediterráneo situada a 450 km al este de Trípoli, cayó en 2015 en manos del EI, pero en diciembre de 2016 fue conquistada por las fuerzas del GNA con la colaboración de las milicias de la ciudad de Misrata.

Los cuerpos encontrados estaban mutilados, degollados, indicó la Dirección de lucha contra el crimen organizado.

Los cadáveres de las víctimas fueron trasladados a Misrata y entregados a un forense.

"La embajada de Egipto está en contacto desde el viernes con [las autoridades] libias y en coordinación con el ministerio de Defensa egipcio para que los cuerpos sean repatriados a Egipto", precisó a la AFP un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores en El Cairo.

El 15 de febrero de 2015, el grupo EI divulgó un video en el que se mostraba la decapitación de hombres, presentados como 21 cristianos coptos y egipcios en su mayoría, que habían sido secuestrados en enero del mismo año en el oeste de Libia.

Tras la ejecución, decenas de miles de nacionales egipcios que trabajaban en la construcción, el sector servicios, la agricultura y la artesanía huyeron de Libia.

Libia está sumida en el caos desde que fue derrocado Muamar Gadafi en 2011. Actualmente, dos autoridades se disputan el poder: el GNA, reconocido por la comunidad internacional y establecido en Trípoli, y una autoridad que ejerce su poder en el este del país con el apoyo del mariscal Jalifa Haftar.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.