HK Leaks, una web instalada en servidores rusos y promovida por grupos afines al gobierno chino, está revelando datos personales de los manifestantes prodemocracia de Hong Kong, una técnica de acoso conocida como 'doxing'.

Desde conocidos activistas hasta periodistas o diputados, unas 200 personas consideradas cercanas al movimiento prodemocracia han sido víctimas de 'doxing', una práctica que consiste en recopilar y publicar en internet información privada, como direcciones o números de teléfono personales.

"He recibido centenares de llamadas amenazantes", explicó a la AFP una periodista de Apple Daily, un diario prodemocracia de Hong Kong. "Me llaman zorra y prostituta y amenazan con matarme".

En Hong Kong es ilegal hacer públicos ciertos detalles personales, como los números de teléfono.

Stephen Wong, el Comisionado para la Vida Privada de Hong Kong, dijo en septiembre haber ordenado el cierre de la web, pero a pesar de ello sigue activa.

En la página principal aparece la foto de un grupo de manifestantes de Hong Kong con la cara cubierta con un mensaje en chino que reza: "¡Queremos saber quiénes son esta gente y por qué están estropeando Hong Kong!"

En la web aparecen datos personales (nombres, direcciones, números de teléfono) de centenares de personas junto a sus presuntas "fechorías".

En total, cerca de dos millones de personas siguen cuentas de Facebook que publican información de HK Leaks, según datos de la plataforma de seguimiento de medios digitales CrowdTangle.

La propia web tiene más de 175.000 páginas únicas vistas, según SiteWorthTraffic.

"Me sentí realmente impotente cuando me di cuenta de que no se podía bloquear la web", explica la periodista de Apple Daily, que suspendió su número de teléfono para evitar amenazas.

El periódico logró una orden judicial contra nuevos ataques de 'doxing' pero los datos personales de la periodista siguen en HK Leaks.

- Una web "a prueba de balas" -

Según los expertos HK Leaks es una web muy bien protegida, pensada específicamente para evitar su cierre.

Está registrada anónimamente en un servidor en Rusia, se hospeda con un sistema anónimo llamado 'bulletproof' ("a prueba de balas"), también usado por webs como 8chan, conocida por sus mensajes supremacistas, y desde agosto ha cambiado tres veces de dominio.

Su email de contacto es una cuenta de Yandex, una compañía rusa de servicios para internet.

"Esta web parece haber sido muy bien creada para revelar lo mínimo posible y no usa muchos servicios externos" para evitar dar pistas, apunta Maarten Schenk, el cofundador de la web de verificación Lead Stories.

Según Schenk se necesitaría una orden judicial para saber quién está detrás pero, incluso así, podría ser muy difícil. "Sean quienes sean los que operan esta web son buenos", dijo a la AFP.

Algunos manifestantes prodemocracia también revelaron datos personales de agentes de la policía de Hong Kong, que la semana pasada logró una orden judicial para evitar nuevas filtraciones.

Desde que empezaron las protestas en junio, el Comisionado de Vida Privada de Hong Kong registró unos 2.000 casos de 'doxing', la mitad de ellos relacionados con la policía, según el portavoz del organismo, Stephen Kai.

Sin embargo la revelación de datos de agentes de policía ha sido menos sofisticada y sin una web específica, como en el caso de HK Leaks.

El sitio está promovido además por grupos afines al Partido Comunista Chino, como la Liga de la Juventud Comunista de China, que lo impulsó en sus cuentas oficiales de la red social Weibo.

"Los ciberciudadanos han creado una web llamada HK Leaks (...) Esta horrible agente están clasificados según su apodo ¡Saquémosles las máscaras, actuemos!", reza un mensaje publicado el 18 de septiembre en Weibo.

La cadena oficial china CCTV retomó el mismo mensaje en Weibo, donde recibió 75.000 "me gusta".

HK Leaks también ha sido promovida por una serie de cuentas falsas (bots) identificadas por la AFP y que fueron creadas poco después de la aparición de la web, en agosto.

Según algunos militantes prodemocracia, la web está directamente promovida por el gobierno de Pekín.

Un manifestante contó a la AFP haber dado una dirección falsa a la policía cuando fue detenido en la frontera china cuando volvía a Hong Kong. "La misma dirección falsa aparece en HK Leaks", asegura.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes