AFP internacional

El primer ministro saliente de Holanda, Mark Rutte, del Partido Liberal (VVD), el 22 de mayo de 2017 en La Haya

(afp_tickers)

Las negociaciones para constituir un Gobierno de coalición en Holanda parecen haberse mantenido este lunes en punto muerto, tras un fin de semana de reflexión entre los partidos vencedores de las elecciones legislativas del 15 de marzo.

Después de dos meses de difíciles intercambios, las tentativas de formar una coalición entre el Partido Liberal (VVD), del primer ministro saliente, Mark Rutte -vencedor con 33 escaños-, y otras tres formaciones terminaron por fracasar la semana pasada.

Estas negociaciones incluían por la izquierda al partido ecologista GroenLinks, cuyo joven líder, Jesse Klaver, consiguió el marzo que su formación pasara de cuatro a 14 escaños, y del de que los analistas dudan que se comprometa.

Junto al VVD, los demócrata-cristianos del CDA (19 escaños) y los progresistas del D66 (19 escaños) buscan un nuevo cuarto partido, y quizá un quinto, para obtener la mayoría absoluta de la Cámara Baja del Parlamento, con 150 escaños.

AFP

 AFP internacional