Navigation

Huawei negocia con Washington la liberación de su directora financiera, según la prensa

Meng Wanzhou sale de su domicilio para dirigirse al Tribunal Supremo de la Columbia Británica, el 27 de octubre de 2020 en la ciudad canadiense de Vancouver afp_tickers
Este contenido fue publicado el 04 diciembre 2020 - 04:44
(AFP)

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei está discutiendo un acuerdo con la administración estadounidense para que su directora financiera, Meng Wanzhou, pueda volver a China dos años después de su arresto en Canadá, informó el jueves el diario The Wall Street Journal.

Meng, hija del fundador del segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, ha estado en libertad condicional en Vancouver desde su arresto a finales de 2018 en el aeropuerto de la ciudad canadiense.

Estados Unidos solicita su extradición. La acusa de haber mentido sobre los vínculos de Huawei con Irán, una violación del embargo estadounidense impuesto contra la República Islámica.

Su arresto provocó una gran crisis diplomática entre China y Canadá.

Dos ciudadanos canadienses, arrestados en China poco después que Meng, permanecen detenidos en el país asiático acusados de espionaje.

Según el diario, los abogados de Meng han negociado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos un acuerdo que permitiría a la detenida regresar a su país, siempre y cuando admita algunos de los cargos en su contra.

Sus abogados y el Departamento de Justicia están negociando esta semana con la esperanza de llegar a un compromiso antes de que la administración Trump se vaya el 20 de enero, según esta información.

La portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, no confirmó el viernes estas informaciones y se limitó a pedir de nuevo a Canadá que libere a Meng.

"Meng Wanzhou es inocente", recalcó la portavoz, acusando a Canadá de desempeñar "un papel vergonzoso" en este asunto.

Consultada el viernes por la AFP, Huawei también se negó a comentar sobre esta información.

Según el diario, un acuerdo entre las dos partes podría facilitar la liberación de los dos canadienses detenidos en China desde hace poco menos dos años, Michael Kovrig y Michael Spavor.

Tanto el gobierno chino como Huawei niegan las acusaciones de Washington contra Meng, y Pekín afirma que la administración estadounidense busca debilitar una empresa china líder.

Huawei es blanco de un arsenal de sanciones de Estados Unidos, que acusa sin pruebas al grupo de telecomunicaciones de espiar para el régimen comunista.

Washington prohibió a las empresas estadounidenses vender equipos a Huawei y convenció a muchos de sus aliados de prescindir de China para la instalación de sus redes 5G, la quinta generación de internet móvil de la que el gigante chino es líder mundial.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.