AFP internacional

Una anciana pasa por delante de unas tiendas en la ciudad vieja de Jerusalén cerradas en solidaridad con los presos palestinos en huelga de hambre en cárceles israelíes el 27 de abril de 2017

(afp_tickers)

Los palestinos empezaron este jueves una huelga general en solidaridad con los 1.500 detenidos en huelga de hambre desde hace 11 días en las cárceles israelíes, un movimiento de magnitud "sin precedentes", según sus responsables.

En el centro de Ramalá, en la Cisjordania ocupada, las calles estaban vacías, los transportes en huelga y las tiendas cerradas, constataron unos periodistas de la AFP.

En Ramalá está prevista una manifestación que podría degenerar en disturbios con las fuerzas israelíes, como ocurre desde el inicio el 17 de abril de esta huelga de hambre.

El movimiento fue convocado por Marwan Barghuti, el líder encarcelado del partido Fatah, del presidente Mahmud Abas.

"Esta huelga general no tiene precedentes desde hace años", asegura a la AFP Jalil Rizeq, que dirige la unión de cámaras de comercio palestinas y asegura que "todos los sectores palestinos" participan en el movimiento.

Los presos palestinos, organizados por Barghuti, llevan a cabo una huelga de hambre para protestar por las condiciones de detención y para pedir mejor atención sanitario y acceso a la comunicación telefónica.

Los responsables y observadores palestinos advierten de que puede producirse una "explosión" en caso de muerte de uno de los líderes del movimiento, así como del riesgo de una nueva Intifada (sublevación contra la ocupación israelí).

La cuestión de los presos es crucial para los palestinos. Desde 1967 y la ocupación de los Territorios Palestinos, unos 850.000 palestinos han sido encarcelados, según sus dirigentes.

Según los responsables palestinos, cada familia tiene al menos a un miembro en detención o que estuvo en prisión. Hasta tal punto que cada año desde 1974, el 17 abril se convoca una jornada nacional de movilización en favor de los presos.

Por otro lado, un tanque israelí abrió fuego este jueves contra una posición del movimiento islamista Hamas en el sur de la Franja de Gaza, anunció el ejército israelí, alegando que respondió a disparos procedentes del enclave palestino.

Unos soldados israelíes recibieron disparos durante la mañana a lo largo de la barrera que cierra herméticamente la frontera israelí con la Franja de Gaza, informó el ejército.

Un tanque israelí respondió atacando un puesto de Hamas en el sur del enclave, agregó.

Ninguna de las dos partes señaló víctimas.

Israel responsabiliza a Hamas de todo lo que ocurre en la Franja de Gaza, incluso aunque los disparos puedan provenir de grupos rivales.

El ejército israelí responde sistemáticamente a los disparos procedentes de la Franja de Gaza atacando posiciones de Hamas, que gobierna el enclave palestino.

Israel y el Hamas respetan un alto el fuego tenso desde el final de la guerra que los opuso en julio-agosto de 2014, la tercera en seis años.

AFP

 AFP internacional